domingo, 20 junio 2021 20:52

El 22% de las madres trabajadoras ha costeado con sus sueldos las cuarentenas preventivas de sus hijos

El 22% de las mujeres madres y trabajadoras por cuenta ajena han tenido que costear con sus sueldos, renunciando a realizar todo o parte de su trabajo, para poder cuidar de sus hijos durante cuarentenas preventivas por contactos con un positivo, según recoge un estudio ‘Yo no renuncio’ realizado por el Club de Malasmadres.

Esta entidad ha recogido datos de más de 7.500 mujeres, madres y no madres, entre los pasados 12 y 14 de febrero, con el objetivo de obtener cifras sobre la conciliación y corresponsabilidad vivida en el último año de pandemia.

Tal y como ha explicado Maite Egoscozabal, responsable de Investigación Social de la organización, este estudio ha partido de las hipótesis de falta de medidas, regulación y protocolos que apoyen a las familias, la falta de flexibilidad en las empresas y la falta de corresponsabilidad en el hogar.

En este sentido, se ha recogido que el 22% de las madres trabajadoras por cuenta ajena han renunciado a todo o parte de su salario para cuidar a sus hijos mientras han pasado una cuarentena preventiva. De estas, el 74% ha recurrido a cogerse parte de sus vacaciones anuales durante esos días, el 21% ha solicitado una excedencia y el 11% ha pedido una reducción de jornada hasta el 100%.

Las mujeres madres estamos costeando con nuestros sueldos la falta de conciliación y medidas”, ha señalado la presienta del Club Malasmadres, Laura Baena, quien ha recordado que, desde la entidad, se ha reclamado durante 2020, para poner fin a esta situación, que el teletrabajo sea obligatorio por imperativo legal o la existencia de unas bajas por cuarentena de los hijos.

En este sentido, el estudio realizado recoge que al 37% de las madres encuestadas que han solicitado durante la pandemia el teletrabajo, y que podrían haberlo hecho porque su actividad así lo permite, han visto como se les denegaba esa posibilidad.

Desde la organización también denuncia la falta de corresponsabilidad que existe en los hogares, consecuencia de la ausencia de medidas. Según el trabajo, esta corresponsabilidad sólo ha mejorado con la pandemia en el 40% de los casos, frente al 73% de familias que han seguido igual, mientras que en el 11% de los casos ha empeorado.

Del mismo modo, Egoscozabal destaca como “dato relevante” los comentarios recibidos durante esta encuesta sobre la petición de bajas por causas derivadas de la crisis sanitaria, especialmente por salud mental o ansiedad. La responsable de Investigación Social del Club Malasmadres ha relacionada esta situación con la falta de corresponsabilidad.

Ante esta situación, Baena ha llamado al Gobierno a situar la conciliación en las competencias de un Ministerio concreto, ya que ahora no existe como tal. De hecho, ha explicado, en febrero de 2020, cuando realizaron otro estudio sobre este tema, tuvieron que reunirse tanto con la ministra de Igualdad, Irene Montero, como con el responsable de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Sí ha celebrado la decisión de Irene Montero de crear una Mesa de Diálogo por la conciliación. Una iniciativa que, según ha explicado Baena, aún no tiene fecha de inicio, aunque desde Igualdad les han hecho saber que su intención es que sea en el primer trimestre de 2021. Para la presienta del Club Malasmadres esta mesa debería celebrarse “con urgencia” y, más, tras la crisis sanitaria actual.