miércoles, 24 febrero 2021 18:57

Al menos 16 mossos heridos y 14 detenidos en una noche violenta en Cataluña

Barcelona y parte de Cataluña vuelven a arder. Este martes, antisistema, independentistas e izquierda radical se han unido para protestar contra la encarcelación del rapero Pablo Hasél. El rapero activista ha sido condenado a nueve meses por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Los altercados dejan por ahora 16 agentes de los Mossos heridos -al menos cinco en Barcelona, 6 en Vic y al menos otros dos en Lleida-; y 14 detenidos, según fuentes policiales consultadas por MONCLOA.com. Las detenciones se han realizado en Barcelona (2), en Vic (4) y al menos ocho en Lleida.

Las protestas se han convocado en medio centenar de municipios, entre ellos las principales ciudades y en pueblos simbólicos, como Vic.

Los manifestantes violentos han convocado las protestas a través de las redes sociales tras el arresto del rapero en la Universidad de Lleida a primera hora de este martes. El rectorado de este centro universitario ha defendido la “libertad de expresión” y ha cuestionado los motivos del arresto.

SUCURSALES Y MOBILIARIO DESTROZADO

A las 19.00 horas se activaban los integrantes de la extrema izquierda de Cataluña, ataviados con capuchas, pasamontañas y herramientas para reventar los adoquines de las aceras, la misma táctica de guerrillas usada a mediados de octubre de 2019 en el intento de asalto de la Comandancia de la Policía Nacional, situada en la Vía Laietana de Barcelona.

Los radicales han realizado barreras con contenedores, vallas de obra y palets para impedir el paso de los Mossos d’Esquadra en los aledaños de la parte alta de la Ciudad Condal, en Sant Gervassi, a la altura de vía Augusta.

Parapetados con cubos de basura y contenedores, los vándalos han podido acercarse a los Mossos para lanzar piedras a corta distancia. El material de limpieza les ha servido también de barrera para impedir el paso de los agentes, al tiempo que les han prendido fuego.

Otro grupo se ha dedicado a destrozar mobiliario urbano e incluso arrasar con una sucursal bancaria de Ibercaja.

LA HEROICA DE LOS VECINOS

Una de las imágenes amables en estos graves altercados la dejan los vecinos de la zona alta de Barcelona.

Mientras los radicales trataban de quemar contenedores y vehículos -al menos varias motos han sido calcinadas-, los vecinos han tirado cubos de agua desde las ventanas para evitarlo.

TÁCTICA DE GUERRILLAS

Son “tácticas de guerrilla urbana”, según han explicado fuentes de los Mossos d’Esquadra a este medio.

“Los grupos de violentos son numerosos y no van más de ocho o 10 juntos, van atacando en oleadas rápidas, como dándose el relevo”, han explicado. También recuerdan lo sucedido tras la sentencia del 1-O, aunque esta vez se están concentrando en numerosos puntos de Cataluña.

DESTROZAN LA COMISARÍA EN VIC Y LOS MOSSOS USAN LAS BALAS DE ‘FOAM’

En Vic (Barcelona), los vándalos han descargado su ira contra la comisaría de los Mossos d’Esquadra. Han arrojado huevos, piedras y pintura a los agentes que habían formado un cordón policial para evitar la entrada.

Los alborotadores han provocado destrozos en el edificio policial de casi toda la cristalería de la fachada tras romper el cordón policial. Los agentes han tenido que utilizar las balas de foam -las sustitutas de las pelotas de goma, prohibidas en este cuerpo policial- para dispersar a la multitud.

La misma estampa se ve en Lleida. Contenedores y piedras arrancadas del suelo para lanzarlas a discreción contra los agentes de la Policía autonómica catalana.

Además, han tirado al suelo a dos agentes motorizados en Lleida y quemado una de las motos. Los dos agentes han sido agredidos. Una lluvia de adoquines y material pirotécnico ha caído sobre el cordón policial que cercaba la Subdelegación del Gobierno. También han atacado las sedes del PSC y del PPC al paso de la manifestación.

CONVOCATORIA A TRAVÉS DE REDES

Tras la detención, se han propagado la convocatoria a través de las redes sociales, como Twitter y Telegram.

Una de las imágenes difundidas a través de redes sociales.

En los mensajes se puede leer: “Secuestrado por el Estado”, la fecha de este martes, la hora y el lugar de la manifestación. En todas las imágenes aparece la cara del rapero.