jueves, 25 febrero 2021 03:19

El síntoma del covid-19 que más asusta: 1 de cada 5 lo sufre para siempre

Cuando ya hemos cumplido un año desde que salió el primer caso de covid-19 en España, y a pocos días de que también sea el aniversario del confinamiento general, la pandemia desgraciadamente sigue vigente. Es cierto que las vacunas han abierto la esperanza de que pronto acabe, o al menos se convierta en una especie de gripe estacional, pero otros se temen lo peor con las nuevas cepas. Pero esto son futuribles y queda el presente y el pasado, con los miles y miles que ya se han contagiado y los que han quedado con secuelas. Una de ellas, parece que puede ser crónico y para siempre. Hablamos de la pérdida total de olfato o anosmia.

Un síntoma frecuente y persistente en el covid-19

Uno de los síntomas que más aparecen en las personas que contraen el covid-19 es la pérdida del gusto y del olfato. Algo que no sólo es molesto sino que te hunde anímicamente aún más al no poder siquiera disfrutar de la comida. Pero lo peor es que en muchos de esos pacientes persiste el problema durante semanas y meses, y en el 20% del total se convierte en permanente y no recuperan el olfato.

Así lo han acreditado estudios y observaciones como el del Hospital Clinic de Barcelona, cuya unidad del olfato que dirige Joaquín Mullol ha visto pasar a miles de pacientes con estos síntomas de covid-19. Los hay que desde marzo del año pasado no huelen nada o que huelen sólo a quemado a gasolina. Una situación tan desagradable como desesperante. Por ahora no se sabe el porqué ni hay tratamiento, salvo lo que hacen en unidades como esta de oler e inspirar olores intensos y conocidos (eucalipto, limón, rosa, vinagre…) para entrenar de nuevo al olfato. Pero el drama es que una parte de ellos nunca lograrán recuperar el olfato.

pérdida de olfato covid-19

Un síntoma común bajo estudio

Según las experiencias con pacientes, la pérdida total o parcial (hiposmia) del olfato y del gusto son uno de los síntomas más comunes. Incluso en un 10% de ellos aparece antes incluso de los síntomas generales. Es como un aviso de lo que ha de venir. Con casi un año de pandemia ya se han podido ampliar los estudios y las estadísticas, estimándose que está en torno al 88% los pacientes con covid-19 que pierden el olfato.

A esta conclusión llegó el estudio coordinado por el Dr. Joaquim Mullol, responsable de la Unidad de Rinología y Clínica del Olfato del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínic, jefe del grupo Inmunoalergia Respiratoria Clínica y Experimental del IDIBAPS y especialista de Rinología barnaclínic+ y el Dr. Isam Alobid, coordinador del grupo Multidisciplinario de Cirugía de Base de Cráneo del Hospital Clínic, investigador del mismo grupo y Otorrinolaringólogo de barnaclínic+. 

Causas de la pérdida de olfato en el covid-19

Los especialistas también han descubierto que la pérdida del olfato o anosmia no sólo puede producirse por la covid-19 sino por otras causas. La principal son la infecciones virales del sistema respiratorio superior, como el resfriado común, sinusitis, bronquitis, etc. Todos hemos vivido esa incómoda sensación de no oler ni que nada te sepa a nada durante un resfriado o una gripe.

La otra gran causa es es la inflamación crónica de la nariz y de los senos paranasales: rinitis alérgica, rinosinusitis crónica… Por último, estarían también los traumatismos craneoencefálicos, que producen un importante daño en el neuroepitelio y el bulbo olfatorio.

pérdida de olfato covid-19

Pero, ¿por qué el covid-19 lo produce?

Es la pregunta del millón y un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard lo ha respondido, al menos en el origen de la dolencia. Han demostrado que la clave de la pérdida del olfato con el covid-19 es que el virus SARS-CoV-2 infecta las células nerviosas de la cavidad nasal (células gliales) y no a las neuronas. En este artículo, publicado por la revista Science Advances, explican como las neuronas sensoriales olfativas no expresan el gen que codifica la proteína del receptor ACE2, que el coronavirus utiliza para entrar en la célula. En cambio, sí que se expresa en las células de soporte de las neuronas sensoriales olfativas, las células gliales, así como en ciertas poblaciones de células madre y células de los vasos sanguíneos.

Dicha investigación sugería que era poco probable que la pérdida de olfato o gusto fuera permanente, así como que el covid-19 produzca graves daños y permanentes en los circuitos neuronales olfativos. Pero parece que, al menos hasta ahora, hay un porcentaje de un 20% de esos pacientes que no lo recuperan, aunque es cierto que en el 80% lo recuperan en un plazo máximo de un mes.