viernes, 5 marzo 2021 05:41

Calvo recuerda al PP que salió de Moncloa “por corrupción” y le aconseja centrarse

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha recordado este miércoles al PP que fue desalojado del Gobierno “por corrupción” en junio de 2018 y le ha aconsejado “centrarse” para cumplir “su papel importante en la política española”. Dicho esto, ha criticado que el PP considere que “lo único que tiene que hacer es cambiarse de piso”, en alusión al anuncio de que el partido dejará la sede nacional de la calle Génova.

De esta forma ha respondido en el Pleno del Congreso a la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, quien ha recalcado que la “mayor amenaza para la democracia en España” es el Gobierno y ha censurado que el vicepresidente Pablo Iglesias se dedique a “atacar los cimientos del Estado democrático” que prometió defender.

“Es el caballo de Troya de la democracia y no hay excusa para que el presidente del Gobierno todavía hoy no lo haya cesado”, ha proclamado, para criticar que el vicepresidente se ponga al lado de “un régimen totalitario que nos ataca”, algo que ha calificado de “traición política”.

GAMARRA ENUMERA LAS “TROPELÍAS” DEL GOBIERNO

La portavoz parlamentaria de los ‘populares’ Gamarra ha afirmado que la “única preocupación” del Ejecutivo es “el poder” y “no el bienestar de los españoles”, y por eso “las peleas” entre los ministros “son tan habituales”.

Además, ha destacado que España se ha “desplomado seis puestos en el ranking democrático mundial por sus abusos de poder”, algo que ha achacado a “tropelías” del Gobierno como “colar a Iglesias en el CNI, atacar la independencia de la Justicia, colocar a una comisaria política en la Fiscalía General del Estado o esconder el informe del Consejo de Estado en el real decreto de los fondos europeos”.

Calvo, que ha señalado que más que una pregunta parecía un “desahogo”, ha asegurado que también es “normalidad democrática” que el PP acepte que el actual Gobierno es el “legítimo, legal y constitucional de España”, ya que, según ha dicho, el primer partido de la oposición “lleva sin aceptarlo casi tres años”.

ANTE EL CAMBIO DE SEDE: “AUNQUE LA MONA SE VISTA DE SEDA…”

La vicepresidenta ha indicado que el PP pregunta habitualmente “cómo hace el Gobierno las cosas” y ha dicho que actúa como otros gobiernos de coalición, “con más complejidad” y “representando la evolución de la cultura política española que va hacia esta diversidad”. “Pregúnteselo a sus compañeros”, en alusión a los pactos de gobierno de PP y Cs en varias autonomías.

Además, ha recordado que el PP fue “constitucionalmente desalojados del Gobierno por corrupción” y “en estos dos años y medio largos han perdido 17 elecciones, dos generales y unas europeas”. “Y lo del domingo ni lo comento”, ha afirmado, en alusión al batacazo electoral del PP en las catalanas.

Dicho esto, la vicepresidenta ha echado en cara al PP que en estos dos años el PP “no haya estado nunca” cuando han estado esperando que “ayudaran a España”. “Ésa es su manera de entender la política”, ha criticado.

Y ante el anuncio de Pablo Casado de abandonar la sede de Génova, por estar siendo investigada por los tribunales ante el supuesto pago de su reforma con dinero negro, Calvo ha puesto el acento en que el PP crea que “lo único que tienen que hacer es cambiarse de piso” y le ha aconsejado comprarse un “centrómetro, a ver si se centran”. “Aunque cambien de sede, se les ha olvidado aquello de, aunque la mona se vista de seda…. Procure que no se quede mona”, ha resaltado.

GAMARRA DENUNCIA LAS “CACICADAS” DE CALVO

Durante la sesión de control, Gamarra ha acusado a Calvo de dedicar su tiempo “a despojar a Jaén de la base logística del Ejército de Tierra” para llevarla a Córdoba y que haya estado “manejando todos sus hilos para evitar que toda una provincia andaluza la declarara persona non grata”, unos hechos que ha calificado de “cacicadas”.

La vicepresidenta del Gobierno ha recriminado entonces la dirigente del PP que haya acudido al Pleno del Congreso para “enfrentar a dos provincias andaluzas”.

Durante el duelo parlamentario, Gamarra también ha aprovechado para pedir al PSOE que rompa los “40 pactos que tiene con los independentistas en Cataluña” y ha calificado de “previsible” la respuesta que le ha dado Calvo en la sesión de control. “Vigilen las neuronas y dígaselo al de al lado”, ha espetado a la vicepresidenta.