martes, 2 marzo 2021 09:17

La constitución del Parlament y la investidura serán en el Auditorio

La sesión de constitución del Parlamento y el pleno de investidura no se celebrarán en el hemiciclo de la Cámara catalana, sino que se trasladarán al Auditorio del Parlamento para garantizar las medidas sanitarias ante la pandemia del coronavirus, han explicado fuentes de la Presidencia del Parlamento.

Según ha publicado La Vanguardia, la Mesa de la Diputación Permanente del Parlamento ha optado por esta opción para que todos los diputados electos puedan estar presentes respetando las distancias de seguridad, ya que en el hemiciclo es imposible garantizarlas.

Las fuentes ya citadas han apuntado que esta decisión ya se aprobó en la última Mesa y en la reunión de este órgano que se celebrará este jueves se cerrarán todos los detalles sobre la sesión de constitución de la nueva legislatura.

Durante la pandemia, los plenos del Parlamento se han celebrado en un formato reducido de 21 diputados y facilitando el voto telemático o la delegación del voto para llevar a cabo las votaciones, de manera que desde el inicio de la crisis sanitaria no se han reunido los 135 diputados en el hemiciclo.

La intención es que puedan estar presentes todos los nuevos diputados en la sesión constitutiva y en la investidura, y por eso se ha optado por el Auditorio del Parlamento, un espacio más amplio que el hemiciclo.

SESIÓN CONSTITUTIVA

La sesión constitutiva del Parlamento se debe celebrar dentro de los 20 días hábiles después de las elecciones, por lo que la fecha límite será el 12 de marzo.

Esta sesión, que convocará el vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, al poseer las funciones de presidente tras la inhabilitación de Quim Torra, está presidida por la Mesa de edad, que la encabeza el diputado de más edad acompañado de los dos diputados más jóvenes, y sirve para escoger al presidente del Parlamento y a los miembros de la Mesa.

INVESTIDURA

Tras la constitución del Parlamento, se abre un plazo de 10 días hábiles para que el nuevo presidente del Parlamento proponga a un candidato para someterse al pleno de investidura de la Presidencia de la Generalitat, de manera que la fecha límite será el 26 de marzo.

En el pleno de investidura, el candidato debe exponer su programa de gobierno y se somete a la votación, que habitualmente se hace en voz alta y no en urna, por lo que es necesario que estén presentes todos los diputados.

Si no logra la mayoría absoluta de los votos, dos días más tarde se celebra una segunda votación, en la que al candidato le vale la mayoría simple para ser investido, y si tampoco lo logra se abre un plazo máximo de dos meses para encontrar un candidato; si no es posible, se convocan elecciones automáticamente y el Parlamento queda disuelto.