miércoles, 24 febrero 2021 18:48

Montero, denunciada en Anticorrupción por el presunto uso ilegal de una asesora como niñera

El sindicato de funcionarios públicos Manos Limpias ha presentado este martes una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, por usar presuntamente a una asesora del partido como niñera, además de por haber contratado a la mujer como asesora sin que posea, según indican, la titulación superior obligatoria para desempeñar ese cargo.

En concreto, el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, señala en el texto que Montero habría cometido delitos de prevaricación y malversación, al haberle encargado a la trabajadora Teresa Arévalo “funciones de niñera”. También critican la supuesta “utilización de una dependencia del Ministerio, el despacho de la secretaria de la ministra”, como “sala de juegos” para los hijos de Montero y el vicepresidente segundo Pablo Iglesias.

Para probar sus acusaciones, Manos Limpias pide a la Fiscalía obligar a la de Unidas Podemos a presentar el contrato firmado con Arévalo, el certificado de titulación superior de la funcionaria, requisito obligado para desempeñar un cargo que se equipara, según el denunciante, a un nivel 30 en la Administración, así como entregar un vídeo del pasado 13 de febrero en el que se vería a la asesora con el bebé durante la celebración del 32 cumpleaños de la ministra.

Así, según Manos Limpias “no ha quedado acreditado” que Teresa Arévalo cuente con estudios superiores completados, lo que supondría un “fraude de ley”. Según su secretario general, en la contratación de Arévalo “se ha producido arbitrariedad en lugar de discrecionalidad”.

Por otro lado, sobre el presunto uso de dependencias de la Administración como “sala de juegos” para los niños de la pareja, Manos Limpias acusa a Montero de haber “convertido la secretaría técnica adjunta a su despacho en una sala de juegos de sus hijos”. Así pues, Manos Limpias asegura que Montero habría cometido delito de prevaricación con la contratación irregular de la asesora, mientras que habría cometido malversación por el uso de bienes o servicios públicos en la Administración distintos a los “de su destino o desviándoles del mismo”.

EL SECRETARIO DE MANOS LIMPIAS, INVESTIGADO

Paralelamente a este movimiento por parte del sindicato de funcionarios, su secretario general Miguel Bernad está siendo investigado en la Audiencia Nacional por el “caso Ausbanc”, por haber presuntamente extorsionado a bancos, empresas y cajas de ahorro mediante la asociación de consumidores Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc).

En realidad, los hechos se conocieron el mes pasado, cuando la exabogada de Podemos Mónica Carmona entregó al juez de ‘Neurona’ un escrito en el que, además de la información requerida, enunciaba una serie de hechos novedosos respecto a la denuncia presentada en diciembre de 2019 por su compañero José Manuel Calvente, de la que partió el caso.

MONTERO LLEVÓ A LA ASESORA Y A SU HIJA A UN MITIN EN 2019

Entre estas novedades, Carmona afirmó que Montero había usado a Arévalo, entonces trabajadora de Podemos, como niñera de su hija durante la campaña electoral de 2019. Y acusó también al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, de cobrar costas procesales que se habían ganado en pleitos pagados por el partido.

De momento, el juez instructor no ha indagado sobre estos hechos, pero sí ha pedido a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que investigue la posible “correspondencia” entre los servicios contratados por Podemos con Neurona y con Yugen Media al entender que ambas empresas harían trabajos similares y, por tanto, podría haberse dado una duplicidad de servicios, una de las cosas apuntadas por Carmona en su escrito.

Las acusaciones populares sopesan pedir a Escalonilla que indague en lo denunciado por Carmona, si bien por ahora el titular del Juzgado 42 se centra en dilucidar si Neurona hizo el trabajo de consultoría política para el que Podemos la contrató por 363.000 euros para la campaña de las elecciones generales del 28 de abril de 2019 o si, como sospecha, fue un contrato simulado para desviar dinero de las cuentas ‘moradas’.