domingo, 7 marzo 2021 16:07

Revilla confía en que la Justicia mantenga restricciones a la hostelería

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha confiado en que la Justicia vuelva a rechazar la medida cautelar solicitada por la Asociación Empresarial de Hostelería (AEHC) y mantenga las restricciones decretadas por el Gobierno en el sector, ya que “las cosas no se hacen por capricho”, sino por el “bien de la salud pública”.

Por ello, Revilla espera que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) -que dio de plazo a la Consejería de Sanidad hasta las 9.00 horas de hoy para pronunciarse sobre la medida cautelar solicitada- vuelva a dar la razón al Ejecutivo como ya ha hecho en cuatro ocasiones anteriores ante las demandas presentadas por los hosteleros.

El presidente ha destacado la “enorme disparidad” que se está dando en diferentes lugares de España en esta materia, si bien ha señalado que, salvo en el País Vasco, hay varias comunidades en las que la Justicia se ha posicionado “en la línea de Cantabria”, como Navarra, Valencia o Murcia, donde también se han mantenido las medidas restrictivas al sector.

“Confío en q nos mantengan esta línea de actuación” porque “se ha demostrado muy eficaz”, ha asegurado Revilla, recordando que cuando se tomó la decisión de cerrar el interior de los locales de hostelería la incidencia acumulada en Cantabria a los 14 días era de unos 600 casos por cada 100.000 habitantes y ahora ronda los 200.

“Nadie lamenta más el cierre de la hostelería que yo, de verdad”, ha sentenciado el presidente, que ha asegurado que está “deseando llegar” al nivel de alerta sanitaria 2 para poder levantar las restricciones, lo que ocurrirá cuando la incidencia acumulada a 14 días sea menor de 150 casos -ya lo es la acumulada a 7 días, que hoy está en 91- y la ocupación de camas hospitalarias y de camas UCI por pacientes Covid bajen del 11% y 20%, respectivamente.

En este sentido, ha indicado que Cantabria evoluciona “muy positivamente” y “estamos deseando que esta situación acabe cuanto antes” para poder reabrir los establecimientos, “pero para eso tienen que darse unas circunstancias que todavía hoy no se dan”. “Las cosas van bien, pero nos falta llegar a esa incidencia que nos lleve al nivel 2”, ha remarcado.

Además, ha reiterado que “siempre ha acatado” las decisiones de Sanidad, que “tiene que ser nuestra guía en una pandemia” y también “es muy sensible a la angustia de tantas familias que tienen los locales cerrados”.

Por eso ha esperado que el TSJC “entienda que las cosas que hace Cantabria las hace por el bien de la salud pública” y que de no haber tomado medidas “tan duras” se hubieran producido todavía más muertes, que ya superan el medio millar en la comunidad. “Estamos jugando con la vida de las personas y tenemos que ser muy rigurosos”, ha sentenciado.

Por último, ha instado a “continuar con esa lucha contra el coronavirus, porque no podemos estropear todo lo que hemos conseguido en estos dos últimos meses”, y ha recordado que Cantabria es ahora la segunda comunidad de España con menor incidencia acumulada.

Revilla ha hecho estas declaraciones a preguntas de la prensa en Puente Viesgo, donde ha asistido al acto de inicio de las obras del Centro de Arte Rupestre de Cantabria, al mismo tiempo que los hosteleros han llevado a cabo su segunda caravana de coches por Santander, convocada a partir de las 12.00 horas, a modo de protesta por las restricciones.