martes, 9 marzo 2021 05:00

Ciudadanos pide al Gobierno que desmarcarse del apoyo de Echenique a los altercados

Ciudadanos quiere que el Congreso de los Diputados inste al Gobierno a desmarcarse del apoyo que ha expresado el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, a los responsables de los altercados que se han producido esta semana en varias ciudades españolas en manifestaciones a favor del rapero Pablo Hasel.

En dos proposiciones no de ley registradas este jueves –una para su debate en el Pleno y otra en la Comisión de Interior–, Cs pide que la Cámara Baja condene “rotundamente los episodios de violencia y disturbios” ocurridos “a manos de radicales” y muestre su respaldo “a las familias, los empresarios y dueños de negocios afectados por los desperfectos, así como a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado afectados”.

Además, propone que el Congreso inste al Ejecutivo de Pedro Sánchez a llevar a investigar “la organización de protestas violentas de forma coordinada en varias ciudades españolas”, a “reiterar su apoyo a las familias, los empresarios, autónomos y dueños de negocios afectados por los daños causados por estos violentos” y a “respaldar la acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y mostrar su apoyo a los agentes heridos”.

Por último, exhorta al Gobierno a “desmarcarse expresamente de las manifestaciones públicas” realizadas por Echenique –cuyo partido, según recuerda, forma parte del Ejecutivo de coalición– en las que mostraba su apoyo expreso a los “jóvenes antifascistas” causantes de los disturbios y la violencia.

BARRICADAS, SAQUEO DE COMERCIOS Y AGRESIONES A POLICÍAS

La formación naranja señala que los altercados organizados el 16 de febrero “por grupos de extrema izquierda” empezaron como protestas en apoyo a Pablo Hasel, detenido para su ingreso en prisión tras ser condenado por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

Sin embargo –explica–, “tardaron poco en dejar de ser pacíficas”, ya que se montaron barricadas e incendios en las calles, se asaltaron y saquearon comercios, se destrozaron escaparates y se cometieron agresiones contra policías.

“Por si no era suficiente con los efectos devastadores de la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19, hosteleros y comerciantes sufrían aún más pérdidas económicas, y muchas familias vivían con miedo estos episodios”, indica Ciudadanos.

Cuando las protestas se extendieron a otras ciudades, como Valencia, Granada o Madrid, “se repitió el mismo modus operandi que en Cataluña”, con los mismos efectos negativos para familias, hosteleros, comerciantes y agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, según Cs.

“JALEAR A LOS VIOLENTOS” Y “ABANDONAR” A LOS AFECTADOS

En su iniciativa, el partido liderado por Inés Arrimadas califica de “deplorables y vergonzantes” las acciones descritas y reprocha a Echenique que, “cuando más apoyo necesitaban los afectados por parte de las instituciones”, él optara por “jalear y mostrar su apoyo explícito y expreso a los violentos”.

“No sólo abandonaba a las familias y negocios que habían sufrido daños, sino que también arrojaba sospechas sobre la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que habían sufrido en primera persona la violencia de los fanáticos, en una deplorable manifestación más de la radicalidad y sectarismo con que se maneja quien, además, parece querer formar parte del Gobierno de la Nación y de la oposición al mismo tiempo”, critica.

Por otro lado, Ciudadanos ha registrado en el Congreso una batería de preguntas dirigidas al Gobierno para que exprese su opinión sobre el apoyo público de Echenique a quienes “estaban ejerciendo la violencia” y para que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, diga qué le parece que el portavoz de Unidas Podemos “arroje sospechas sobre la labor” de los policías.

Asimismo, quiere que el Ejecutivo y, en particular, el ministro del Interior se pronuncien sobre la publicación en redes sociales, por parte de Echenique, de vídeos de la actuación policial frente a “la violencia ejercida e iniciada por los manifestantes, insinuando la ejecución de prácticas policiales abusivas”.

En último lugar, solicita que el Gobierno y su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, líder de Podemos, den su opinión sobre las declaraciones de Echenique.

“ESTO SÍ QUE ES ANORMALIDAD DEMOCRÁTICA”

El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha afirmado este jueves que las palabras de Echenique y las del coportavoz de Podemos, Rafa Mayoral –que ha cuestionado la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en las protestas– “claman al cielo”.

“Mayoral plantea una escena que no sé si alguno ha visto en televisión, unos pacíficos manifestantes que fueron atacados por una malvada Policía Nacional. Yo lo que vi no tenía nada que ver con este cuadro que nos están pintando”, ha señalado.

Respecto a Echenique, ha dicho que “jalear al movimiento antifascista que se dedica a machacar a los comerciantes, perturbar a los vecinos y agredir a la Policía”, siendo el portavoz de un grupo parlamentario que sostiene al Ejecutivo, es una actitud “impresentable en un Estado democrático”.

“¿Conocen algún país en donde el Gobierno diga que la Policía es mala y que estos actos de violencia callejera son legítimos? Esto sí que es de verdad esa famosa anormalidad democrática a la que se refiere Pablo Iglesias”, ha concluido.