viernes, 5 marzo 2021 00:32

La amenaza de la contaminación química exige una acción global

Un grupo de científicos está reclamando la creación de un organismo global para informar a responsables políticos, empresas y público sobre la reducción del daño de la contaminación química.

En un artículo publicado en la revista ‘Science’, el grupo explica cómo las interacciones ciencia-política limitadas y fragmentadas sobre los productos químicos y los desechos han contribuido a problemas ambientales y de salud generalizados.

“Necesitamos cooperación internacional para abordar los problemas que trascienden las fronteras, como los daños de los metales pesados, los contaminantes orgánicos persistentes y los desechos plásticos –advierte el autor principal, el doctor Zhanyun Wang, científico sénior de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zürich), en Suiza–. Esto es fundamental para los países desarrollados y en desarrollo donde los países en desarrollo son el vertedero mundial de sustancias tóxicas”.

Se ha estimado que la exposición a una pequeña fracción de las más de 100.000 sustancias químicas en uso contribuyó a más de 1,3 millones de muertes prematuras en 2017.

Las sustancias químicas dañinas incluyen el PFAS que hace que nuestras chaquetas impermeables sean impermeables pero que pueden causar cáncer; pesticidas que mantienen las tierras de cultivo libres de malezas y plagas, pero contribuyen a matar abejas; y metales de la eliminación de nuestros dispositivos digitales usados y baterías de automóviles eléctricos que contaminan a los trabajadores de desechos electrónicos, sus familias y el medio ambiente.

Aunque tal contaminación es global, los tomadores de decisiones internacionales no tienen una forma de mantenerse informados sobre los nuevos e importantes hallazgos científicos, lo que limita su capacidad para abordar estas amenazas de manera oportuna, advierten los investigadores.

Con la cantidad y variedad cada vez mayores de productos químicos en uso, ese daño seguirá aumentando. Las ventas mundiales de productos químicos superaron los 5,6 billones de dólares estadounidenses en 2017 y se prevé que casi se dupliquen para 2030. Se proyectan tendencias aún más preocupantes para la generación de desechos: se espera que la cantidad de desechos plásticos que lleguen al océano en 2025 sea 10 veces mayor que en 2010.

Los autores instan a que se cree un organismo intergubernamental de políticas científicas para los productos químicos y los desechos para abordar estos problemas.

Este organismo sería análogo al Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) para el cambio climático y la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Servicio de Biodiversidad y Ecosistemas (IPBES) para la pérdida de biodiversidad.

Dicho panel mantendría bajo examen los productos químicos en uso a lo largo de sus ciclos de vida. También identificaría las necesidades de investigación relevantes para las políticas y aceleraría las acciones para proteger la salud humana y ambiental.

El doctor Wang agrega que “un nuevo organismo científico-político proporcionará una base científica para la acción internacional y nacional sobre los productos químicos y los desechos mediante la realización de evaluaciones científicas autorizadas, la identificación de preocupaciones emergentes y la conexión de los responsables políticos y los científicos. Comienza un viaje de mil millas con un solo paso, y esperamos que los gobiernos de todo el mundo den este paso crítico hacia un planeta libre de contaminación”, reclama.