lunes, 8 marzo 2021 11:06

Urkullu invita al PP vasco a realizar un “cambio de actitud” y hacer una “oposición constructiva”

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha invitado al presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, a realizar un “cambio de actitud y a remar en la misma dirección que la mayoría” en la actual situación de pandemia y ha defendido que su “preocupación y ocupación” es buscar en cada decisión para evitar la propagación del coronavirus “el mayor equilibrio posible entre la prioridad de garantizar la salud pública y el objetivo de provocar el menor impacto posible a la sociedad”. “Esta crisis sanitaria emocional, social y económica global y sin precedentes, necesita también una oposición constructiva”, ha reclamado.

En el pleno de control al Gobierno Vasco que está celebrando la Cámara vasca, el presidente del PP vasco y parlamentario de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, ha preguntado al lehendakari por “la preocupación que suscita la improvisación y el desconcierto del Gobierno Vasco entre los ciudadanos”.

Iturgaiz cree que el Gobierno Vasco “se enfrenta cada día a una vía de agua sin cerrar las anteriores en muchos de sus departamentos” y ha citado el derrumbe de Zaldibar, la situación de Lanbide “que ni sirve ni emplea” o las dimisiones en el departamento de Salud y el retraso de la campaña de vacunación que tiene a Euskadi “a la cola” de todo el Estado. “Difícil retratar mejor la improvisación y el caos”, ha indicado.

Además, ha criticado que el Gobierno está “enfrentado un día al ocio nocturno, al deporte escolar, otro a la hostelería” y cree que “cuando pierde en los tribunales, por decisiones mal fundamentadas, pretende cambiar las reglas de juego a su conveniencia”. “Ante los límites de la cogobernanza, exige usted nuevos poderes para limitar derechos y también para esquivar controles judiciales y molestas justificaciones de sus decisiones”, ha acusado al lehendakari.

En este sentido, ha afirmado que la anunciado Ley Vasca Antipandemia es “la ley de la pataleta” porque se anuncia “cuando los tribunales cuestionan la legalidad de la decisiones del lehendakari”. “Por todo eso le pregunto: ¿Cuándo se propone ponerse al timón de su gobierno y rectificar esta situación de improvisación permanente y políticas erráticas de su gobierno?”, ha cuestionado al lehendakari.

Siguiendo con la metáfora náutica planteada por Iturgaiz, el lehendakari ha afirmado que el Gobierno Vasco va a llevar el barco a buen puerto. “Lo vamos a lograr porque en este barco, la gran mayoría arrima el hombro y gestiona en la misma dirección; y hay quien en medio de esta tempestad, prefiere dedicarse a agravar los problemas y desmoralizar a la tripulación. Esta actitud me resulta incomprensible”, ha criticado.

Urkullu ha explicado que para hacer frente a esta situación, el gobierno trabaja con una “hoja de ruta clara”. En el ámbito sanitario, ha explicado que se da prioridad al servicio hospitalario y de las UCI, cumpliendo el plan de vacunación, y garantizando el nivel de realización de tests y cribados.

En el ámbito socioeconómico, ha explicado que el Gobierno gestiona los presupuestos que cuentan con “más recursos para los servicios esenciales” como son la Salud, Educación o Protección Social, para garantizar la seguridad, la modernización de Lanbide o el apoyo a los sectores más necesitados con un fondo covid de 540 millones de euros y un fondo de 430 millones para ayudar a pequeñas y medianas empresas.

“Usted habla de descontrol e improvisación pero cuando en ese mar proceloso ha tocado hablar de las demandas ciudadanas, usted se ha inhibido. No ha querido ni sentarse a la mesa de negociación del presupuesto”, ha reprochado a Iturgaiz.

Urkullu ha invitado a Iturgaiz a realizar un “cambio de actitud y a remar en la misma dirección que la mayoría”. “Esta crisis sanitaria emocional, social y económica global y sin precedentes, necesita también una oposición constructiva, ha reclamado.

Asimismo, ha explicado que el Plan Bizi Berri III del Gobierno Vasco establece la estrategia de actuación frente a la pandemia hasta el próximo mes de junio.

BUSCAR EL “MAYOR EQUILIBRIO”

En este sentido, ha reiterado que “cada día y cada hora”, su “preocupación y ocupación” y la de “todo responsable político institucional en Euskadi es buscar en cada decisión, el mayor equilibrio posible entre la prioridad de garantizar la salud pública y el objetivo de provocar el menor impacto posible a la sociedad”.

El lehendakari ha rechazado hablar del auto de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJPV que ha permitido la apertura cautelar de la hostelería, ya que considera “suficiente y de sobra analizar los autos en sentido contrario de los tribunales superiores de Justicia de otras comunidades autónomas y los pronunciamientos del propio juez”.

Asimismo, ha recordado que ha planteado la posibilidad de contar con otra legislación “desde la proclamación del estado de alarma”, y ha subrayado que está “explorando las vías posibles para gestionar la situación mientras dure la pandemia, con garantías jurídicas, llegando hasta el límite de las competencias” de Euskadi.