miércoles, 24 febrero 2021 21:16

Nueva noche de disturbios en puntos de Cataluña y Pamplona en las protestas por Hasel

Las protestas durante este sábado pidiendo la libertad para el rapero Pablo Hasel han dejado una nueva noche, la quinta, en la que se han vuelto a producir disturbios en algunos puntos de la geografía española como en las concentraciones de Barcelona, Lleida, Tarragona, que se han saldado con al menos una quincena de detenidos, y Pamplona.

Según la consejería de Interior de la Generalitat de Cataluña, ha habido una quincena de detenidos en las concentraciones catalanas. “Básicamente son delincuentes comunes, y lo sabemos porque tienen antecedentes por delitos comunes, robos, es decir, delitos contra la propiedad en la mayoría de los casos”, ha puntualizado el consejero de Interior, Miquel Sàmper.

En algunos puntos de la manifestación de Barcelona se han producido saqueos de establecimientos por parte de varios activistas, que también han quemado contenedores y han lanzado algunos objetos contra los agentes de los Mossos d’Esquadra.

La concentración en Barcelona había empezado de forma pacífica y festiva a las 19:00 horas en la plaza Universidad, pero después ha marchado hacia la plaza Cataluña, desde donde se han visto los primeros grupos violentos y los primeros encapuchados.

El paseo de Gràcia –contiguo a la plaza Cataluña– ha sido objeto de saqueos en grandes tiendas –como Mango, Kenzo, Nike y Diesel–, incendio de contenedores, un fuego ante la puerta de la Bolsa de Barcelona, desperfectos de mobiliarios urbano y motos tiradas al suelo, como ha pasado poco después en Gran de Gràcia.

Finalmente, la manifestación se ha disuelto poco antes de las 23.00 horas tras los últimos incidentes en el paseo de Gràcia.

Por su parte, en Lleida, los activistas han tirado objetos y han llegado a las puertas de la Subdelegación del Gobierno. En Tarragona también se han lanzado objetos: enchapuchados han llegado ante la Audiencia Provincial y una sucursal bancaria, han roto cristales y han tirado botellas a los policías.

En cambio, no ha habido incidentes en la de Girona ni en la de Sabadell (Barcelona), donde ha habido manifestaciones pacíficas por el centro de ambas ciudades, entre cánticos y consignas.

La manifestación en Pamplona también ha desembocado en disturbios en los que algunos de los participantes han lanzado piedras y botellas, se han quemado varios contenedores y se han producido cargas por parte de la policía.

Aquí, la movilización, convocada por Gazte Koordinadora Sozialista, ha comenzado a las 20.00 horas en la plaza Recoletas de Pamplona. Ha partido, precedida de una pancarta con el lema ‘Pablo Hasel askatu’ (Libertad para Pablo Hasel) ha discurrido por la calle Mayor, plaza Consistorial, Estafeta, Amaya, avda. Roncesvalles y avda. Carlos III, finalizando en el Paseo de Sarasate.

Ha sido en el Paseo Sarasate donde algunos de los manifestantes han comenzado a lanzar piedras y botellas a la policía, que ha realizado varias cargas. Posteriormente, se han introducido por la calle San Nicolás hasta la plaza San Francisco, donde han cruzado y prendido fuego varios contenedores y han continuado con el lanzamiento de objetos.

Por su parte, la concentración de centenares de personas que se ha producido este sábado en la Plaza de Callao, en Madrid, para pedir la libertad de Pablo Hasel ha finalizado tras dos horas sin incidentes ni detenidos, según han informado fuentes policiales.

Los manifestantes han aparecido en la céntrica plaza de la capital en torno a las 19.00 horas de este sábado, momento en el que habían sido convocados por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid para protestar por el encarcelamiento de Pablo Hasel.

Tras esta convocatoria y los incidentes de los días pasados, se ha producido una gran presencia policial en las inmediaciones de la Plaza de Callao, donde también un helicóptero de la Policía Nacional ha estado sobrevolando.

Bajo la pancarta “libertad Pablo Hasel” los manifestantes han protestado por la encarcelación del rapero, de manera pacífica, llegando incluso la concentración a desarrollarse bajo un ambiente reivindicativo en el que se han podido ver a algunos manifestantes cantando y bailando.

También se han manifestado sin incidentes centenares de personas en Logroño, Córdoba y Málaga.

En Palma se han manifestado unas 150 personas, convocados por Arran, en una protesta que no había sido notificada a Delegación de Gobierno en Baleares.

La concentración ha comenzado sin incidentes, pudiéndose escuchar gritos de “libertad Pablo Hasél” y “libertad de expresión, Valtonyc absolución”. Sin embargo, unos minutos más tarde ha aparecido un joven con la bandera de España, en la que se podía leer “a por ellos”.

Este varón, a quien se ha sumado otros pocos, llegando a ser en torno a unos seis jóvenes, ha lanzado vítores a España y gritos de apoyo a la Policía aunque también se ha dirigido a los manifestantes a quienes ha recriminado su actitud diciendo “Pablo Hasél a prisión”.

La Policía Nacional ha obligado, en ese momento, a este grupo de jóvenes a abandonar el lugar de la concentración sin que se hayan producido incidentes.

“Fuera fascistas de nuestros barrios”, ha sido la única respuesta del centenar de manifestantes congregados, a quienes se han sumado, finalmente, otros 50 jóvenes que han aparecido organizados desde calles aledañas.