viernes, 26 febrero 2021 00:24

Posible adjudicación de otro contrato del Canal Isabel II a una empresa donante del PP

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha continuado indagando en la posible relación de las adjudicaciones públicas con empresas que aparecen como donantes al PP y sospecha de que la empresa Degrémont se benefició de otro concurso convocado por el Canal Isabel II en 2006 gracias a las cantidades aportadas al partido.

Así lo indica un informe de la UDEF con fecha del pasado 15 de febrero, entregado al juez del Juzgado Central de Instrucción número 5, Santiago Pedraz, en el marco de la pieza separada en la que se investigan las donaciones finalistas de empresarios a la formación política. Una investigación que se reabrió a raíz de las revelaciones que hizo el líder de la Gürtel, Francisco Correa, en el juicio por la primera época de actividades de la trama corrupta (1999-2005).

La UDEF recuerda que ya analizó en un informe elaborado en septiembre 2020 las presuntas irregularidades en las que se habrían incurrido con la adjudicación por parte del Canal Isabel II a Degrémont en 2007 en relación a la estación depuradora de aguas residuales de la ciudad de Madrid ‘EDAR Viveros de la Villa’ por el importe de adjudicación de más de 7,5 millones de euros.

Ahora, pone el foco en un segundo contrato, que se tramitó por la vía de urgencia, ese mismo año en relación con el suministro y montaje de un turbocompresor de aire para la misma estación depuradora a la misma sociedad licitadora por un importe de licitación de 445.479,06 euros IVA incluido.

COMISIONES PARA INTERMEDIARIOS

Según señalan los investigadores, el investigado Plácido Vázquez, consejero de Degrémont entre 2006 y marzo de 2010, “actuó como intermediario para la captación de licitaciones públicas a través de Francisco Correa”, quién trasladaba el candidato y la licitación concreta al extesorero del PP Luis Bárcenas “para la consecución del contrato”. “En caso que la gestión resultara con éxito se generaba una comisión abonada por la empresa de la que eran partícipes los intervinientes en la operación”, añaden.

La UDEF destaca esta intermediación ya que el objeto de la pieza separada que está en instrucción es “comprobar si determinadas anotaciones reflejadas en los denominados ‘papeles de Bárcenas’ o contabilidad ‘b’ del PP, constituyen el soporte documental-contable, por rudimentario que sea, de transacciones reales que reflejarían las contraprestaciones en metálico obtenidas por el PP y determinadas personas, a cambio de interceder o presionar para conseguir que se produjeran determinadas adjudicaciones de obras públicas a los pagadores de tales ilícitas comisiones”.

Por otro lado, la UDEF recuerda que en un informe incorporado a la causa a finales de 2019 ya se explicó que los presidentes de Degrémont, Rafael Palencia y Ángel Salado, “constan como aportantes de dinero metálico que se ingresa en la cuenta analítica del Partido Popular de ingresos obtenidos por el concepto de donativos y su correspondiente aplicación en concepto de gastos en el período comprendido entre 1998 y 2008”.

Todas estas fechas son de interés para la policía judicial, ya que, tal y como subraya, Degrémont, “en sus distintas denominaciones sociales”, fue adjudicataria de licitaciones públicas de las Administraciones Públicas en el periodo comprendido entre los años 2002 y 2009.

“METODOLOGÍA DE ACTUACIÓN”

La UDEF recuerda que Palencia, que ha comparecido como investigado en esta causa, explicó “la metodología de actuación” para la consecución de contratos en una conversación que mantuvo en junio de 2008, a instancias de Bárcenas, con el exgerente del Canal Isabel II Ildefonso de Miguel.

Según la grabación que hizo De Miguel de esta conversación, el presidente de Degrémont reconoció que “ayudaba” al PP entregando “periódicamente” unos 35.000 euros para que le “traten bien”.

Los investigadores afirmaron en el informe entregado en septiembre de 2020 que no podía “desvincularse” el contenido de la conversación con la adjudicación en 2007 de la depuradora Viveros de la Villa, puesto que “coincidiendo” con este contrato “realizó una entrega” al extesorero del PP Álvaro Lapuerta y el entonces gerente del partido Luis Bárcenas de unos 30.000 euros, que calificó de “simbólica”.