sábado, 17 abril 2021 23:02

El Hormiguero: las entrevistas más polémicas de Jordi Évole

Decir Jordi Évole es evocar grandes y polémicas entrevistas y reportajes (además del iPad o de la crisis de su cataplejia). El follonero que busca remover conciencias para que éstas se pregunten sobre lo que creen a pies juntillas. Más de una década más tarde sigue con la misma idea, ahora en su nuevo proyecto, ‘Lo de Évole’, que estrena su segunda temporada este domingo 28 de febrero. Para presentarlo, acude a El Hormiguero donde abordará con Pablo Motos sus mejores momentos, la actualidad, y el inicio de esta nueva batida de entrevistas de autor, que comienzan fuerte. Nada más y nada menos que José María Aznar. Como él mismo ha dicho, la entrevista que le ha llevado más años conseguir. Quizás por esa dualidad entre temido como entrevistador y respetado. Siempre según cada cual. ¿Cuáles han sido las entrevistas más polémicas de Jordi Évole?

LA ENTREVISTA CON EL PAPA, SU PUNTO DE INFLEXIÓN Y EL MAYOR BOMBAZO TELEVISIVO

Lo consiguió. Jordi Évole se propuso entrevistar al Papa Francisco I y consiguió que el Vaticano diera el visto bueno a la conversación grabada con el sumo pontífice de la fe católica. Un hito en las televisiones españolas. Ningún otro periodista en España puede decir que ha entrevistado al Papa sin ser corresponsal en El Vaticano. Cuatro años le costó al equipo, pero al final se plantaron en las dependencias acordadas con la Santa Sede y la conversación fluyó.

“Hace once años que hacemos este programa que se llama SalvadosEmpezó muy al principio haciendo un reportaje aquí en el Vaticano, pero era cuando nos teníamos que colar en los sitios, no podíamos acceder a un Papa, ni mucho menos. Me da la sensación de que esta entrevista es como cerrar un círculo y se me viene por la cabeza, no que el programa se acabe, pero igual que yo sí que lo dejo después de una entrevista como esta. ¿Me daría usted algún consejo?”, preguntaba el follonero. Entonces esta parte se cortó, pero después se ha sabido cuál fue la respuesta: “Nunca dejes de ser honesto. Si yo te di la entrevista es porque te respeto, te lo dije. Nunca dejes de ser honesto”.