martes, 20 abril 2021 05:43

Detectan un brote de la COVID-19 en un Centro de Menores de Ceuta

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Ceuta ha detectado un brote de la enfermedad del coronavirus en el Centro de Realojo Temporal de menores extranjeros no acompañados de ‘La Esperanza’, que acoge a 185 jóvenes varones marroquíes y en el que ya se ha confirmado “una veintena” de positivos.

El Ejecutivo local que preside Juan Vivas (PP) ha explicado a primera hora de la tarde de este viernes que el brote ha sido localizado gracias “al seguimiento que habitualmente efectúan los educadores del centro” y a “las intensas labores de rastreo llevadas a cabo por el Servicio de Epidemiología de la Ciudad”.

“Hasta el momento el número de casos positivos está en torno a la veintena, cifra pendiente de cerrar en función de las pruebas de antígenos que se están realizando de manera intensiva, sin demora y hasta completar el total de personas que han tenido contacto estrecho con los residentes del centro”, ha precisado el Gobierno autonómico.

Todos los casos detectados son asintomáticos “salvo uno que presenta síntomas leves de la enfermedad”.

Los 185 residentes en ‘La Esperanza’ han sido puestos en aislamiento preventivo “de acuerdo con el protocolo que habitualmente se realiza en estos casos”, pero el Ejecutivo local confía en que la vacunación del personal que presta servicio en el centro, ya realizada, tenga “consecuencias positivas de cara a contener la propagación del virus”.

‘La Esperanza’ es el mayor Centro de Menores de Ceuta y sufre problemas de “hacinamiento” desde hace dos años, cuando se empezó a incrementar la presión migratoria infanto-juvenil marroquí sobre la ciudad autónoma.

En abril del año pasado, tras la declaración del primer estado de alarma, la Ciudad se vio obligada a poner en marcha un nuevo alojamiento provisional que todavía alberga a cerca de cien menores migrantes en módulos prefabricados ubicados en una parcela de la periferia con el fin de “reducir el riesgo de contagio” en caso de declararse un brote y de asegurarles una “adecuada atención social”.