sábado, 10 abril 2021 14:31

El gobierno pretende acelerar la creación de empresas y reducir su coste

El pasado 19 de febrero, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital publicó en su web una consulta pública para la elaboración de un proyecto de Ley de impulso a la creación y crecimiento de empresas con la intención de mejorar el clima de negocios nacional.

Como en su día ya informó Demprendedores, dicho proyecto de Ley incluye, entre otras cosas, eliminar el requisito de capital mínimo de 3.000 euros para la constitución de las Sociedades Limitadas, sustituyéndolo por uno de 1 euro en concepto de capital funcional.

Otros cambios interesantes

Además de este importantísimo cambio que facilitará enormemente la constitución de empresas, el Gobierno del PSOE propone la creación de mecanismos que permitan que las empresas puedan constituirse en un plazo máximo de diez días y de manera completamente digital, sin que sea necesaria la comparecencia física en los organismos administrativos. Para ello, es imprescindible que el ciudadano que constituya la empresa sea de la Unión Europea, tal y como recoge la directiva de la unión en materia de digitalización y de obligada implantación en los países que la integran.

El proyecto de Ley también propone una reducción de cargas administrativas para estas empresas de nueva creación, sustituyendo autorizaciones por declaraciones responsables. También se establecen medidas para evitar el incumplimiento del plazo límite de pago de 60 días que ahora fija la ley. De esta manera se intenta atajar ciertos abusos de poder de empresas de gran tamaño sobre las de pequeño, que se ven obligadas a aceptar cobrar a un plazo superior al legal para no perder clientes.

Paliar la actual crisis económica

Esta reforma se enmarca dentro de las presentadas por el Gobierno para paliar la actual crisis económica, debido a las graves consecuencias que han tenido las medidas de confinamiento y de reducción de la movilidad a causa de la Covid-19, que están poniendo en serias dificultades a muchos negocios, o abocando otros al cierre.

Esta situación, que ha provocado un descenso importante del Producto Interior Bruto (PIB) cercano al 11%, quiere revertirse a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyo objetivo es estimular la economía española para conseguir superar el incremento del mismo por encima del 2%.

Plataforma de apoyo a la emprendiduría

La posibilidad de creación de empresas de manera digital puede completar de manera muy interesante algunas de las medidas de digitalización que el Gobierno de España hace tiempo que está implantando, especialmente en lo relacionado con las sedes electrónicas de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social.

Es especialmente reseñable la posibilidad de llevar a cabo trámites de alta y baja de autónomos a través del Portal PAE Online (Punto de Atención al Emprendedor). Se trata de un servicio que se puso en marcha hace un tiempo y que permite diferentes gestiones para autónomos y empresas con la administración. Actualmente es posible realizar altas de autónomos al instante y, con este proyecto de Ley, también las empresas tendrán esta posibilidad. Sin duda alguna, una situación que agilizará enormemente los trámites que ahora tienen que realizar los empresarios.

Qué es una consulta pública

Desde hace unos años, el Gobierno abre un espacio de participación en proyectos normativos a través de la denominada Consulta Pública. Este trámite, previo a la elaboración de una ley, tiene por objeto recabar la opinión de ciudadanos, organizaciones y asociaciones antes de la elaboración de ese proyecto de ley.

Según la ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC) de 2016, la participación ciudadana a través de la consulta pública previa es un requisito esencial antes de la elaboración de este tipo de reglamentos, a la vez que ello permitirá a los ciudadanos informarse para poder pronunciarse al respecto. En el caso de esta ley, el plazo máximo para presentar opiniones y aportaciones a esta ley finaliza el próximo 19 de marzo.

Medidas para la financiación

Este proyecto de ley incluye también medidas para apoyar financieramente el crecimiento empresarial como estudiar el papel de estímulo económico que puede permitir la entrada del capital – riesgo o los mercados alternativos, como fuentes de financiación adicionales a los fondos propios o la financiación bancaria.

Se pretende implantar también medidas financieras para impulsar la financiación privada para la creación de empresas vinculadas a la tecnología (conocidas como start-up), conseguir un crecimiento igual o superior al 20% de esas empresas (el llamado scale up) y la promoción de plataformas de financiación participativa (crowdfunding).

Finalmente, el proyecto plantea fórmulas para eliminar algunas barreras regulatorias que no permiten el crecimiento empresarial e incentivos económicos para que pequeñas y medianas empresas y autónomos puedan plantearse el crecimiento de sus negocios.

Recordemos que en el mes de febrero, los expertos del Banco Central Europeo proyectan un crecimiento del PIB de España por encima de la media del resto de los países de la Unión Europea del 3,7%.