sábado, 10 abril 2021 13:09

Gobierno Vasco avisa de que el viernes podría adoptar medidas si se mantiene la mejoría

La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, ha advertido de que la “ralentización” que se está produciendo en la mejora de los datos epidemiológicos podría influir, en caso de confirmarse en los próximos días, en las decisiones que pueda adoptar el Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (Labi) en su reunión del viernes, en la que ha asegurado que si se considera necesario, se adoptarán “medidas concretas” para revertir esta situación.

Sagardui, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ha constatado que la tendencia a la baja de la pandemia de coronavirus que se venía registrando en las últimas semanas en Euskadi ha entrado en una fase en la que la mejora de los datos se está produciendo a un ritmo menor.

De hecho, ha alertado de que algunos indicadores, como el índice de reproducción del virus, han experimentado cierto “incremento”, al situarse este martes en 0,88. Este dato, según ha precisado, confirma la “ralentización” de la curva a la baja, sobre la que ha recordado que el Departamento de Salud viene alertando desde la semana pasada.

Sagardui ha recordado que Euskadi sigue lejos del objetivo de reducir la incidencia de la covid-19 a 60 casos por cada 100.000 habitantes, y que las Unidades de Cuidados Intensivos siguen en el ‘escenario tres’ de ocupación en la escala del plan de contingencia de estos espacios.

PRUDENCIA

La consejera ha pedido que no se “pierda de vista” esta situación, por lo que ha insistido en llamar a la “prudencia”. Como elemento añadido, ha subrayado que las nuevas cepas de coronavirus plantean nuevas “incertidumbres”. En este sentido, ha explicado que la cepa británica “sigue expandiéndose”, de forma que el 39,73% de los nuevos casos detectados en Euskadi corresponden a esta variante. En todo caso, ha subrayado que en el País Vasco hasta el momento no se ha detectado una “mayor transmisibilidad” de esta cepa respecto a la tradicional.

También se han confirmado dos positivos de la cepa sudafricana y un caso de cepa brasileña. En todos ellos, según ha indicado, la cadena de transmisión del virus ha sido “identificada” y se encuentra “controlada”.

La consejera, que ha informado de que Osakidetza ya ha administrado 133.596 dosis de las distintas vacunas contra el coronavirus, ha recordado que esta semana se continuará vacunando a personal del ámbito sociosanitario, y que se concluirá de administrar la vacuna al personal sanitario del Servicio Vasco de Salud.

Además, se continuará vacunando al personal sanitario de las clínicas privadas, a miembros de profesiones esenciales, como los ertzainas, policías locales, trabajadores de centros de día o de escuelas infantiles, y a personal de la red de enseñanza pública y concertada.

Sagardui también ha informado que se seguirá citando para que se vacunen a los mayores de 90 años, a quienes ha dirigido un mensaje de “tranquilidad” y ha recordado que no es necesario que llamen ni que se desplacen a su centro de salud, dado que será la propia Osakidetza la que contacte con ellos para indicarles dónde y cuándo pueden vacunarse.

GRANDES ESPACIOS DE VACUNACIÓN

De momento, Osakidetza no tiene previsto habilitar grandes espacios para la vacunación, como se ha hecho en el Donostia Arena, en Bizkaia y Álava, aunque la consejera no ha descartado que la experiencia iniciada en Gipuzkoa pueda extenderse a los otros dos territorios históricos. “Estamos abiertos a todas las posibilidades”, ha indicado.

Sagardui también se ha referido al brote de coronavirus detectado en el Hospital de Santa Marina (Bilbao), en el que hasta el momento se han registrado 21 contagios, de los que 14 corresponden a pacientes, seis a acompañantes de dichos pacientes y uno, a un profesional sanitario.

La consejera ha explicado que desconoce la identidad del profesional infectado por este brote, que se produjo en la quinta planta del hospital. En todo caso, ha afirmado que “es de pensar” que esa persona estaba vacunada contra la covid-19, dado que la “totalidad” de los profesionales de este centro recibió la vacuna “hace semanas”.

La consejera ha señalado que será necesario analizar las circunstancias “concretas” de esta persona para determinar por qué se ha contagiado pese a que, en principio, sí habría recibido la vacuna. Sagardui, no obstante, ha recordado que las vacunas “no evitan absolutamente todos los contagios”, sino que “preparan al organismo ante una posible contaminación por el virus”.

“Es lo que hay que valorar para saber si hay un nuevo motivo de preocupación”, ha afirmado, tras lo que ha subrayado que la vacuna es “una buena herramienta para hacer frente a la pandemia”. Sagardui ha explicado que si bien contar con una vacuna frente a la covid-19 plantea “un escenario esperanzador”, eso no implica que se deba “bajar la guardia”.

La consejera ha explicado que la “ralentización” de la mejora que se venía produciendo en las últimas semanas, junto al empeoramiento de algunos indicadores epidemiológicos concretos, y el repunte de casos en Gipuzkoa y Álava, así como entre los mayores de 65 años, evidencian la necesidad de mantener la “prudencia”.

REUNIÓN DEL LABI

Además, ha explicado que la evolución de la pandemia en las últimas jornadas puede influir, “indudablemente”, en las decisiones que pueda adoptar el Consejo Asesor del Labi este próximo viernes.

La consejera ha afirmado que habrá que ver qué ocurre en los próximos días, aunque ha asegurado que si la ralentización de la tendencia a la baja y el empeoramiento de algunos indicadores se mantienen y requieren de la adopción de “medidas concretas”, no tiene “ninguna duda” de que los expertos propondrán tales medidas y de que el Consejo Asesor del Labi las adoptará.

RESIDENCIAS

Respecto al debate en torno a la conveniencia de flexibilizar las medidas preventivas frente al covid-19 en las residencias de mayores y de personas con discapacidad, ha recordado que este es un tema en el que el Gobierno Vasco trabaja “conjuntamente” con las diputaciones.

Sagardui ha reconocido que las restricciones a las visitas y salidas de estos espacios se pusieron en marcha hace meses, por lo que se están haciendo “largas” para los usuarios de estos servicios y para sus familiares. De esa forma, considera que de forma “paulatina”, se pueden adoptar ciertas medidas de flexibilización, aunque será necesario “seguir de cerca” cuál es el impacto de las mismas.

MAYORES DE 80 AÑOS

Respecto a la vacunación de las personas de más de cien años, ha afirmado que “todas las que lo han querido” han recibido la vacuna, de forma que 886 personas centenarias han recibido ya el fármaco. En el caso de los mayores de 90 años, un colectivo al que todavía se está administrando la vacuna, se ha inoculado ya el fármaco a 290 personas.

La consejera no ha precisado cuándo podría se podría empezar a vacunar a los mayores de 80 años, y ha reiterado que esta es una cuestión que depende del número de dosis que vaya recibiendo el Servicio Vasco de Salud.

Respecto a la vacuna de la farmacéutica Jansen, ha recordado que aún no ha recibido la certificación para poder administrarse en Europa, y que no se espera que esté disponible al menos hasta abril.