viernes, 16 abril 2021 13:20

“Incertidumbre” entre empleados de Ciudadanos por la colocación de exdiputados

La debacle de Ciudadanos en la pasadas elecciones del 14-F no solo ha provocado la pérdida de empleo para 30 diputados, sino la pérdida de tres millones de euros en subvenciones. Con la pérdida de las subvenciones, la formación tendrá menos personal eventual y los diputados rasos perderán no menos de 60.000 euros anuales, dependiendo del cargo.

Estos dos hechos han puesto en alerta a los trabajadores eventuales de la formación en los Ayuntamientos, Consejos Comarcales, Concejalías de Distrito y Diputaciones. Todos ellos son conscientes de la escabechina del 10-N en el Congreso de los Diputados, donde hubo cuarenta despidos.

Los empleados técnicos no pertenecen al Parlament, cuyo contrato expira una vez ha concluido la legislatura. Son plazas obtenidas a raíz de las elecciones municipales de 2019 y que tendrán que estar vacantes a partir de mayo de 2023.

LOS DESPIDOS EN GRÀCIA

La formación liderada por Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa ha comenzado esta criba recientemente con trabajadores eventuales. Dos de estos ceses se han producido en la Consejería del Distrito de Gràcia, y no se descarta que uno de estos puestos sea para Mercedes Escofet. La número 22 de la formación naranja en las pasadas elecciones fue concejal de este distrito antes de dar el salto en el Parlament.

“No hay ningún puesto asegurado”, ha afirmado uno de los trabajadores técnicos preguntados por MONCLOA. “Hay mucha incertidumbre entre nosotros. Dos semanas después de las elecciones no nos dicen nada, pero sí se escuchan ceses”, han asegurado.

“Colocar a 30 diputados es complejo”, afirman fuentes parlamentarias consultadas por este diario. “Los perfiles más visibles no tienen cabida en puestos bajos”, han considerado. En el mismo sentido se explican cargos de confianza. “Puede que algún diputado vuelva a puestos que ha tenido antes”, han señalado.

“Los despidos en Sarrià se debieron a temas organizativos”, han afirmado, pero “las plazas continúan vacantes”, han asegurado. “Estamos con la mosca detrás de la oreja todos. No te puedo asegurar si dentro de dos semanas estaré en el puesto”, ha dicho una de las fuentes de confianza del partido naranja.

Algunos de los exdiputados eran también concejales, como Dimas Gragera (Santa Coloma de Gramanet); José Cano (Premià); Munia Fernández-Jordan (Sant Cugat del Vallès) y Manuel Rodríguez (Sitges). Todos ellos tienen una plaza asegurada.

LOS AFILIADOS RECHAZAN LA FUSIÓN CON EL PP

Por otro lado, dentro de la formación no hay pesimismo. “Al contrario, los mensajes que más se repiten son los de reflexión, sacar adelante el proyecto y evitar cualquier fusión con el PP”. “Los afiliados nos explican que si quisieran unirse a los ‘populares’ se hubieran afiliado a ese partido”, señalan.

Todas las fuentes hacen referencia al inicio de Ciudadanos: “Nace en el Parlament, y de ahí a los Ayuntamientos”, mientras otro apunta “y ahora a ocupar nuestros puestos”. “Hasta dentro de dos semanas habrá incertidumbre entre la plantilla, pero sin nervios”, han destacado.

Así, muestran claras diferencias sobre las políticas sociales, como la eutanasia o determinados matices, como las uniones entre personas del mismo sexo.