jueves, 22 abril 2021 05:29

Vox dice que la negociación de Presupuestos en Madrid va “muy bien”

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha asegurado que la negociación de Presupuestos regionales “va muy bien y con muy buen tono” y ha asegurado que su “prioridad” es que no entren los grupos de izquierda en la Comunidad de Madrid.

“La negociaciones van tranquilas. Creo que muy bien, con muy buen tono. Vox tiene como prioridad que no entre la izquierda en la Comunidad y entiendo que Ayuso y Aguado están alineados con esto y con las políticas que defiende Vox que son la defensa de la libertad”, ha lanzado Monasterio en rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces.

La líder de Vox en Madrid ha insistido en que sus ‘líneas rojas’ para dar su apoyo a las cuentas autonómicas pasan por la reducción de gasto político, de impuestos y la defensa de la libertad “en todos los aspectos y también en la educación”.

Monasterio no ha querido vincular la palabra ‘pin parental’ a sus exigencias, pero a sugerido a PP y Cs que si sacaron “a miles de españoles para criticar el adoctrinamiento de la ‘Ley Celaá’, defenderán la libertad y se pondrán del lado de ella”.

“Creo que serán coherentes y defenderán la libertad de los padres. Queremos saber quién va a dar clase a nuestros hijos y que podamos elegir las clases que se les da. Esto forma parte de la defensa de la libertad le llamen ‘pin parental’ o de otra manera. No tienen que tener miedo a la libertad”, ha lanzado.

Además, Monasterio ha indicado que en una negociación “todas las partes tienen que ceder y todas tienen que ganar algo” y ahora tienen que estudiar “en profundidad” ese borrador, al menos 15 días para revisarlo bien, después de que hayan “tardado dos años” PP y Cs en presentarlo.

Ha asegurado en que ellos están centrados en ajustarse a las necesidades de los madrileños en estas cuentas. Por ello, ha vuelto a insistir en la reducción del gasto político ineficaz y ha trasladado que no se “perdonaría” no conseguir “convencer al PP y Cs de que ahora tienen que estar “con los madrileños y conseguir más recursos para sacarles adelante”.