viernes, 16 abril 2021 12:41

Arrimadas defiende un feminismo “inclusivo y moderno” frente al “sectarismo” de la izquierda

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha reivindicado este miércoles, a pocos días de que se celebre el Día de la Mujer, un feminismo “inclusivo, abierto y moderno”, contraponiéndolo con el enfoque “sectario” de partidos de izquierdas y con la postura “negacionista” de Vox.

“Ante el negacionismo de los carcas y el sectarismo de algunos, nosotros apostamos por un feminismo inclusivo, abierto, moderno y liderado por mujeres”, ha declarado durante un acto en la sede de Cs junto a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, con la asistencia de afiliadas del partido por videoconferencia.

Arrimadas ha rechazado los discursos “carcas” y también los “sectarios”, porque “ahuyentan a la gente del feminismo”, y ha arremetido especialmente contra el feminismo que, a su juicio, defienden partidos como el PSOE o Unidas Podemos.

Así, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que, en vez de hablar con “cara compungida” de los problemas de las mujeres, deje que sean ellas mismas quienes los expliquen, y ha dicho no sentirse representada por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y por la ministra de Igualdad, Irene Montero, cuando pretenden dar “una imagen homogénea de todas las mujeres”.

VILLACÍS: EN EL FEMINISMO DE Cs “CABEMOS TODAS”

En su opinión, hay quienes “intentan excluir a más de la mitad de las mujeres de una manifestación” por su ideología política y “patrimonializar una lucha que tendría que ser de todas”. “No quiero tener que dar explicaciones de por qué soy liberal, de centro y feminista”, ni que “los sectarios me tengan que dar un carnet para ese club privado, exclusivo y excluyente en el que algunos quieren convertir el feminismo”, ha subrayado.

En el mismo sentido se ha pronunciado Villacís, que cree que a algunas personas “les escuece mucho” que las mujeres de Ciudadanos se puedan declarar a la vez liberales y feministas y que creen poder expedir “certificados de calidad” para determinar si una mujer “es una buena o una mala feminista”.

“En su feminismo solo caben ellas; en el nuestro cabemos todas”, ha añadido, lamentando que, en algunos casos, esa “politización” del movimiento en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres haya llevado a que no se condenasen escraches o insultos contra representantes de Cs.

GOBERNAR CON “HECHOS”, NO CON “ESLÓGANES VACÍOS”

Por su parte, Ruiz ha señalado que el feminismo, no es “un club exclusivo con derecho de admisión”, sino “una filosofía y una forma de vida” en la que mujeres y hombres trabajan por construir “una sociedad más justa e igualitaria”.

Sobre su labor en la Junta de Andalucía, ha dicho que impulsa políticas públicas para mejorar la vida de las mujeres, gobernando con “hechos”, no con “eslóganes vacíos”, y se sitúa “enfrente de los sectarios” del PSOE y Adelante Andalucía, que “creen que la lucha por la igualdad les pertenece”, y de los “negacionistas” de Vox, advirtiéndoles de que Cs no va a permitir “ni un paso atrás” en los derechos de las mujeres.

Por otro lado, Arrimadas ha manifestado que España “es un gran país para nacer mujer” y ha señalado la necesidad de reconocer los avances que se han producido en las últimas décadas, sin caer en discursos “radicales y fuera de la realidad”. Aun así, considera que todavía hay cosas que mejorar y espera que cada vez más gente se dé cuenta de las “desigualdades” que persisten y de la importancia de superarlas.

PROBLEMAS DE CONCILIACIÓN Y BRECHA SALARIAL

Por ejemplo, ha apuntado que ante las dificultades para conciliar la vida familiar y la laboral, algo que se ha agravado a causa de la pandemia del coronavirus, las que más se sacrifican son las mujeres, que en muchos casos se ven obligadas a renunciar a su trabajo o a reducirse la jornada laboral para ocuparse de su familia.

“Y esa sensación de ser malas madres que tenemos tantas mujeres”, ha lamentado, refiriéndose a la frustración por pensar que “no estás al cien por cien” en el trabajo y que tampoco “puedes dedicarle todo el tiempo” necesario a cuidar de los hijos.

Además, ha destacado la importancia de los trabajos feminizados, que se ha visibilizado especialmente durante la crisis del Covid-19 por la labor de las cuidadoras, las mujeres que atienden a personas dependientes, las profesionales sanitarias o las cajeras de los supermercados.

Igualmente, ha explicado que la brecha salarial “es realmente una brecha de maternidad”, porque la diferencia entre los sueldos de los hombres y los de las mujeres empieza aumentar en el momento de la maternidad.

“Nuestro problema no es que no nos digan ‘buenos días a todos y a todas'”, que “el color rosa nos oprime” o los “piropos” de los hombres, ha concluido Arrimadas, que ha apostado por dejar a un lado la “pancarta” y centrarse en solucionar “los problemas reales” de las mujeres en el día a día.

En este contexto, Arrimadas, Villacís y Ruiz han mencionado algunas de las políticas promovidas por Ciudadanos en el Congreso y en gobiernos autonómicos y municipales, como la ampliación de la baja de maternidad y el permiso de paternidad en el acuerdo presupuestario con el Gobierno de Mariano Rajoy, o las medidas de apoyo a emprendedoras y autónomas.

UN PARTIDO LIDERADO POR MUJERES

Por último, la presidenta de Cs ha resaltado que el suyo es el único partido en España liderado por una mujer, además de tener a mujeres ocupando la Secretaría General, Marina Bravo, y la portavocía de la Ejecutiva nacional, Melisa Rodríguez, y ostentando distintos cargos de responsabilidad en gobiernos.

“No vamos por ahí dando lecciones” y “no estamos ahí por ser mujeres”, pero así se ofrecen a las niñas “referentes de superación y éxito”, demostrando lo que las mujeres pueden “aportar a la sociedad”, ha declarado.

Respecto al próximo 8 de marzo, ha precisado que la formación naranja celebrará un acto telemático por el Día de la Mujer y sus representantes acudirán a los actos institucionales que se organicen con las medidas de seguridad necesarias para reducir el riesgo de contagio del coronavirus, pero no participarán en “aglomeraciones”.

“No queremos que se vuelva a reproducir el error del 8 marzo anterior, donde los que tenían información y sabían la que se venía se callaron y se esperaron a que pasaran todas las manifestaciones de España para decirle a los ciudadanos la verdad, lo mal que estaba la situación”, ha afirmado, aludiendo al Gobierno de Pedro Sánchez.