domingo, 18 abril 2021 00:47

Illa acusa a los independentistas de querer repetir un Govern en contra de todo

El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, ha acusado este miércoles a los partidos independentistas de querer repetir un “Govern en contra de todo: contra los Mossos, contra España, contra el PSC, contra el poder judicial”.

En una entrevista en TV3 ha mantenido que eso supone reeditar el pacto de gobierno que llevó al adelanto electoral en Cataluña: “Lo que ya teníamos fracasó. ¿Tenemos que volver a repetirlo?“.

Frente a ello, ha reivindicado “el derecho de los catalanes a la estabilidad y a la certidumbre”, y ha afirmado que sigue negociando con los partidos para lograr los apoyos para ser presidente de la Generalitat, después de que el PSC fuera el partido más votado en las elecciones del 14 de febrero.

Ha sostenido que lo “más normal del mundo es que quien gana las elecciones se presente a la investidura”, por lo que seguirá trabajando para cerrar un acuerdo de gobierno con los comuns que cuente con apoyos parlamentarios desde fuera.

“Tampoco veo que lo otro sea una propuesta positiva. Estoy viendo propuestas en contra de todo. Conocimos, antes de votar, que se había firmado un acuerdo contra el PSC”, ha insistido, y ha pedido trabajar a favor de la salud y la recuperación económica, y dar apoyo a los Mossos.

Preguntado por puntos de su programa que planteaban cambios en la policía catalana, ha dicho que ve “pertinente siempre” debatir sobre ello, y que lo que censura es criticar el modelo en el mismo momento en el que hay disturbios, en lugar de apoyar a los agentes, ha dicho.

Tras la querella de la Fiscalía al presidente del Parlament, Roger Torrent, y otros tres miembros de la Cámara catalana por presunta desobediencia al Tribunal Constitucional (TC), Illa ha afirmado que los fiscales actúan con autonomía y, ante la nueva legislatura, ha defendido ejercer la actividad parlamentaria “sin tensionar constantemente el Estado de Derecho”.

Ha defendido que el Parlament debata sobre el cierre de Bosch en Lliçà d’Amunt (Barcelona), dé apoyo a los Mossos d’Esquadra, aborde los fondos europeos Next Generation, y garantice que nadie se quede atrás: “Mi grupo llevará estos temas al Parlament, porque son los temas que preocupan a los catalanes, aunque cada grupo tiene derecho a hablar de lo que quiera”.

También ha afirmado que el PSC tiene “derecho a presidir el Parlament”, que considera que debe ajustar su actividad al Estado de Derecho y, al mismo tiempo, garantizar el derecho de todos a expresarse.

Ha defendido que debe presidirlo la número 2 del PSC, Eva Granados, como “mujer de izquierdas competente”, y ha avanzado que, una vez se vote al presidente o presidenta del Parlament, él propondrá su candidatura para someterse a una investidura.

Ha considerado “importante” volver a negociar en la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat –que se reunió por última vez en febrero de 2020–, pero también ha defendido hacerlo en el propio ámbito autonómico, entre los actores catalanes.

Sobre si un acuerdo de gobierno entre Junts y ERC con apoyo de la CUP afectaría a las relaciones de los republicanos y los socialistas en el Congreso y el Gobierno, ha dicho: “Soy muy partidario de que cada ámbito institucional sea cada ámbito institucional”.

Un año después del inicio de la pandemia del Covid-19, el también exministro de Sanidad ha considerado que España gestionó la crisis “con decencia y ni mucho peor ni mucho mejor” que otros países.

“El estado alarma fue un éxito y un instrumento clave para derrotar la primera ola”, y ha subrayado que el Gobierno aplicó esquemas de gobernanza a partir de la segunda ola, al preguntársele por las críticas del entonces secretario de Salud Pública Joan Guix, que lamentó este lunes que se centralizaran competencias.