martes, 20 abril 2021 07:07

Ciudadanos califica de “show” la destrucción de armas de ETA

El portavoz de Ciudadanos en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Pablo Cambronero, ha calificado de “show” el acto en el que se han destruido más de 1.300 armas incautadas a ETA y a otras organizaciones terroristas y ha reprochado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que mientras tanto pacte con EH Bildu.

“El show de Sánchez continúa. Se arroga el fin de ETA mientras pacta con sus ideólogos (Bildu). Cada seis meses se destruyen armas, pero producciones Redondo S.L. ha visto una oportunidad para publicitar al todomentiroso”, ha escrito Cambronero en un mensaje en Twitter aludiendo a Sánchez y a su jefe de Gabinete, Iván Redondo.

Durante el acto, celebrado en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada de Valdemoro (Madrid), se ha utilizado una apisonadora para escenificar la destrucción de armas.

Entre los asistentes había varios ministros del PSOE y representantes de todos los cuerpos policiales, del poder judicial y de las asociaciones de víctimas, mientras que los líderes de la oposición y los expresidentes del Gobierno no han acudido pese a estar invitados.

HOMENAJES A ETARRAS Y ACERCAMIENTO DE PRESOS

Otro dirigente de Cs que ha criticado este evento en Twitter es el portavoz en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, que lo considera un “numerito absurdo” montado por Sánchez para tratar de “blanquear su pacto con Bildu y el acercamiento de (presos) etarras” a cárceles próximas al País Vasco.

“Para dignificar la memoria de las víctimas lo mejor es no usar a los presos de ETA como moneda de cambio para que Bildu apoye los Presupuestos Generales” del Estado y “no permitir que se celebren los homenajes a asesinos que salen de la cárcel”, ha indicado. A su juicio, el acto de este jueves ha sido “solo propaganda”: “Una apisonadora, todas las armas viejas que se guardaban por ahí y a seguir. Una puñetera vergüenza”.

Por su parte, Alberto Bonilla, diputado de Navarra Suma (coalición del PP y Cs) en el Parlamento foral, considera que se trata solo de una “performance” con la que el Ejecutivo intenta “escenificar una victoria” contra ETA “con más de 350 crímenes sin resolver”.

“Como forma de dignificar y reparar a las víctimas, no deja de ser una jugada propagandística para tapar la que debería ser la verdadera labor: la verdad y la justicia”, ha señalado.