sábado, 10 abril 2021 22:42

El PP de Madrid se quita de encima al incómodo presidente “emérito” del distrito Latina

El Partido Popular de Madrid se ha quitado de encima a uno de los más incómodos presidentes de distrito de la formación. Se trata de José Manuel Berzal, el hasta hace poco concejal presidente del distrito de Latina que se había convertido en un auténtico problema en el PP de la capital por sus “aventuras” y peripecias en su etapa como referente de este conocido barrio madrileño. La decisión de echarle se ha tomado el pasado viernes, pero lleva barruntándose durante meses, incluso desde antes de la pandemia. Ahora, el PP ha dado el paso y todos los que le conocían respiran aliviados por su salida. En su lugar, han colocado a quien antes era concejal presidente de Carabanchel, Álvaro González, quien también fue el número nueve en las listas del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Si por algo es famoso Berzal a nivel interno, es por sus periplos personales y por el polémico uso que dio de la sede del Partido Popular, según apuntan las fuentes consultadas. Algunos hablan de “bodas” y otros de gastos en calefacción, pero, sin entrar en detalles, todos coinciden en que Berzal era un político incómodo al frente del distrito de Latina. Eso se acabó y en el Partido Popular ya respiran aliviados al unísono. Sin embargo, si por algo destaca Berzal es por ser un acérrimo defensor de Uber y Cabify, vamos, de las licencias VTC, pues Berzal era, de día, concejal presidente de distrito y, de noche, presidente ejecutivo de Unauto VTC.

No es que Berzal tenga (del todo) una doble vida, según detallan las fuentes, pero sí que era un perfil incómodo porque sus intereses tan evidentes en el mundo de las licencias VTC y su guerra contra el sector del taxi dificultaban enormemente que el discurso del partido no cojeara. Mientras el PP daba ayudas a los taxistas para que no bloquearan el Paseo de la Castellana por una cuestión que ellos consideran de justicia, Berzal afirmaba directamente como presidente de Unauto que estaban peleando por recibir el nuevo marco regulativo en Andalucía para que empresas como Uber y Cabify pudieran trabajar y convivir sin problemas. Mismo servicio, distintos impuestos, pero para Berzal no era incompatible.

De hecho, los taxistas destacaban que el hijo de Berzal tenía muchos intereses relacionados con el mundo Uber. “La empresa de Alberto Berzal Marugan (hijo del concejal presidente de Latina) se llama Gescab Seguros y Servicios Financieros SL y su otro socio es Airtaxi Online SL. El primero es hijo de un diputado del PP en la Asamblea de Madrid, José Manuel Berzal Andrade, y la segunda es propiedad de uno de los principales empresarios de VTC en este país, José Antonio Parrondo”, destacaban en un artículo en Taxiproject. “Berzal padre es además secretario general de los populares en el Parlamento madrileño, el partido que sustenta a un Gobierno que se negó a ceder a las presiones de los taxistas y regular el mercado de las VTC”, aseguraban.

A todo esto hay que añadir las “aventuras” personales de Berzal al frente del distrito Latina como concejal presidente. Esto ha incomodado y dado que hablar durante años sobre la integridad del concejal presidente porque sus asuntos personales han salpicado más de una vez la sede del PP en el distrito, por no hablar de cómo Twitter echó humo en más de una ocasión por acusaciones cruzadas de una mujer que contaba anécdotas más propias de una película del fin de semana de Antena 3. Esto, independientemente de la veracidad de los hechos, generó fricciones en el partido, según apuntan las fuentes, por mezclar las siglas de la formación con asuntos personales que no tenían cabida. Y ahora se ha consumado el hartazgo del PP apartando a Berzal.

Ya fuera el VTC u otros asuntos, lo cierto es que no se encuentra una sola voz en el Partido Popular que no respire aliviada por apartar Berzal del puesto de responsabilidad. El referente popular en el barrio Latina también fue vicepresidente de la comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda y portavoz adjunto de la comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras en Madrid.

Por el momento el distrito está en manos de Álvaro González, pero se trata, según apuntan fuentes de la formación, de una gestora que durará un tiempo hasta que nombren a alguien que será a juicio de dirigentes de la formación alguien cercano a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para apuntalar su candidatura a presidir el PP de Madrid por encima de la senadora y secretaria general del partido Ana Camíns. Sea quien sea el próximo candidato, desde el PP aseguran que no tendrá nada que ver con la pugna Ayuso-Camíns por hacerse con la presidencia del PP, algo que contradicen las fuentes.