domingo, 11 abril 2021 06:48

La CUP traslada a ERC y Junts que está “dispuesta a asumir” la Presidencia del Parlamento catalán

La CUP ha trasladado a ERC y Junts que está “dispuesta a asumir” la Presidencia del Parlamento catalán en la nueva legislatura y lo condicionan únicamente a garantizar la soberanía del Parlament, han explicado fuentes de la formación.

La voluntad de la CUP es que la próxima Presidencia del Parlament asegure que en la Cámara catalana “se pueda hablar de todo” y que se haga frente a los posibles litigios que puedan producirse con el Tribunal Constitucional (TC), por lo que han puesto sobre la mesa que están dispuestos a asumir este cargo, ha avanzado Nació Digital.

Las fuentes ya citadas han afirmado que la única condición que ponen para asumir este cargo es que sirva para garantizar la soberanía del Parlament ante los conflictos judiciales que puedan haber en la próxima legislatura y que priorizan esta cuestión por delante del reparto de sillas.

Así lo están planteando en las reuniones que están manteniendo con ERC y Junts, aunque todavía no han alcanzado ningún acuerdo y previsiblemente agotarán el plazo para constituir el Parlament, que finaliza el 12 de marzo.

Ese día como muy tarde se celebrará la sesión constitutiva de la nueva legislatura y se escogerá la Presidencia del Parlament y la composición del resto de la Mesa de la Cámara.

En las últimas legislaturas, al ser Junts el partido independentista más votado y que se ha quedado con la Presidencia de la Generalitat, ERC ha ostentado la Presidencia del Parlament, y ahora que los republicanos han quedado por delante aspiran a que Pere Aragonès sea presidente de la Generalitat, por lo que Junts defiende que lo lógico sería que uno de sus diputados fuera el próximo presidente de la Cámara catalana.

Pero si la CUP entra en la ecuación de los pactos, esta fórmula puede cambiar y, de hecho, ERC no se ha cerrado a esta posibilidad, ya que la intención de los republicanos es superar la dinámica de la última legislatura, en la que hubo crisis constantes entre los socios del Ejecutivo, muchas de las cuales tuvieron su epicentro en la Mesa de la Cámara.

Sin embargo, de momento el PSC y los comuns son los únicos que han postulado a un diputado para presidir el Parlament: los socialistas a la viceprimera secretaria del partido, Eva Granados, y los comuns al que iba como número dos en las elecciones, Joan Carles Gallego.

Ambas propuestas tienen difícil llegar alcanzar su objetivo, aunque no se pueden descartar definitivamente, habida cuenta la falta de acuerdo que por el momento han mostrado las fuerzas independentistas para proponer a un candidato de consenso y hacer valer su mayoría de escaños en el hemiciclo, en una votación que es secreta.