miércoles, 21 abril 2021 08:24

Fracaso absoluto del independentismo en su boicot al Rey

Tan sólo una veintena de independentistas, dirigidos por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, se han acercado a Martorell (Barcelona) para boicotear la visita del Rey Felipe VI y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la fábrica de Seat.

Los Mossos han desalojado a los manifestantes, situados en uno de los puentes que dan acceso a la ciudad del automóvil, donde se dará el paso para implantar una fábrica de baterías, en la que también participa Iberdrola.

Las dos organizaciones habían convocado a sus socios y simpatizantes a las 9.30 horas. Tan sólo ha aparecido una gran pancarta con el lema ‘Catalunya no tiene Rey’, situada primero en el puente que cruza la AP-7 y en la fachada de entrada de la ciudad, pero el Rey Felipe VI ya estaba dentro. Los Mossos, por otro lado, han limpiado otros puntos de acceso a la ciudad automovilística, sin mayor problema ni tensión debido al bajo número de asistentes.

A esta reunión no ha acudido ningún miembro del Govern, pese a que es un hito, al ser la primera vez que se implanta una fábrica de este tipo en el país. Un desplante muy criticado por el PSC.

Felipe VI y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, han visitado a este viernes la planta de Seat en Martorell (Barcelona) para apoyar la implantación de la fábrica de baterías de Seat e Iberdrola.

El Rey y Sánchez han arropado al presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, y por el de Seat y Cupra, Wayne Griffiths, así como por la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto.

El acto ha tenido lugar después del anuncio del Gobierno para crear un consorcio público-privado para montar esta fábrica.

DESPLANTE DE LA GENERALITAT

Ningún miembro del Govern ha estado presente en el acto. Ni el vicepresidente catalán en funciones, Pere Aragonés, ni el consejero de Empresa, Ramón Tremesa, han acompañado a la automovilística más importante de Cataluña, y de las pocas que quedan en esta región y en un sector en pleno proceso de transformación. Tan sólo ha estado presente el alcalde de Martorell, Xavier Fonollosa, del PDeCat.

Algunos partidos han criticado este plantón, como el PSC.

“Hoy ni el presidente en funciones ni ningún otro consejero acompañara a Seat en un momento clave para su futuro”, ha escrito la portavoz en el Parlament, Alicia Romero. “Poner condiciones para facilitar la actividad económica es una de las principales obligaciones de las administraciones”, ha remachado. “Hoy el Gobierno de la Generalita tno estará. Es inadmisible”, ha criticado.

IRONÍA ENTRE PSC Y ERC

El acto se produce un día después de la fortaleza mostrada por el empresariado catalán, liderados por Foment del Treball, y en paralelo a las negociaciones entre ERC, JxCat y la CUP para tratar de investir un nuevo presidente independentista.

El líder del PPC de Cataluña, Alejandro Fernández, ha ironizado en redes sociales. “Los frutos de la Mesa de Diálogo de Sánchez con ERC son impresionantes”, ha escrito en un mensaje de Twitter respecto al desplante de la Generalitat.

Además, la presencia del Rey en Cataluña se ha producido tras dos semanas de violentos disturbios en Barcelona y otras ciudades catalanas, con la excusa de las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél el 16 de febrero.

EL REY, TAMBIÉN EN CATALÁN

El Rey Felipe VI ha considerado este nueva fábrica de baterías como “una señal inmejorable de compromiso” con la cadena de valor del sector, así como con la innovación, la cohesión territorial y la participación público-privada.

En un discurso en castellano y en catalán, el monarca ha manifestado su especial satisfacción en dar a conocer el nuevo proyecto en Cataluña: “Una tierra que representa el espíritu global, audaz y emprendedor que tiene que identificarnos con los tiempos de cambio en le mundo que viviremos”.

“Todos somos conscientes de que la apuesta irreversible de España en favor del desarrollo del vehículo eléctrico no estaría completa sin un apoyo público explícito en el ámbito de las baterías”, ha añadido el monarca.

Felipe VI ha sostenido que en la transición ecológica el vehículo eléctrico y los vehículos electrificados deben desempeñar un papel central, y que “España quiere ser pionera y garantizarse la posición de liderazgo“.

“El proyecto de localización de la producción del vehículo eléctrico de pequeño tamaño de todo el Grupo Volkswagen en España es, sin duda alguna, una magnífica noticia, y un ejemplo de cómo aplicar dichos fondos a proyectos de gran envergadura que afecten de manera transversal a nuestras capacidades industriales”, ha subrayado.