domingo, 11 abril 2021 03:15

Los ‘comuns’ evitan sumarse al “relato” de ERC, JxCat y CUP

El bloque independentista del Parlament ha presentado una propuesta de resolución conjunta para dar su apoyo a Roger Torrent y el resto los miembros de la Mesa querellados por la Fiscalía, al tiempo que han defendido poder debatir sobre la autodeterminación y la monarquía.

En una nueva foto de falsa unidad independentista, ERC, JxCat y la CUP han evitado pronunciarse sobre el transcurso de las negociaciones y tan sólo faltan nueve días para constituirse el Parlament. Tampoco han aparecido cabezas visibles de las tres formaciones, ni los principales cabezas de listas por Barcelona, ni presidentes del grupo parlamentario. En su lugar han aparecido, Gemma Geis, principal espada de JxCat por Girona; la portavoz de ERC, Anna Caula; y la de la CUP, Maria Sirvent.

Sirvent, durante la rueda de prensa en el Parlament, ha afirmado que continuarán “garantizando que en la Cámara se pueda seguir hablando de todo”. De hecho, han asegurado que intentaron sumar a los ‘comuns’ a la moción.

“Intentamos que fuera una propuesta de resolución lo más amplia posible“, ha explicado la diputada de la CUP, sin entrar a valorar los motivos de la ausencia de En Comú Podem.

Los ‘comuns‘ de Jessica Albiach se han desentendido de esta moción, que apenas tendrá recorrido, al no compartir el discurso. Según han explicado fuentes de la formación morada en el Parlament a MONCLOA.com, se comparte el fondo de la misma, pero “no el relato“.

UNA MOCIÓN CON CORTO RECORRIDO

Las tres diputadas han comparecido tras la querella de la Fiscalía Superior de Cataluña contra Torrent, y otros tres miembros de ERC y JxCat por desobedecer presuntamente al Tribunal Constitucional al haber “permitido la tramitación de una serie de mociones vinculadas al proceso independentista”.

Los tres grupos critican en la moción las “reiteradas injerencias” de este tribunal en el Parlament. En este sentido, señalan que se busca limitar el debate democrático, se lesiona la soberanía y la inviolabilidad del Parlament y atentan contra el derecho de los diputados mediante las prohibiciones de debatir y votar sobre la autodeterminación, la reprobación de la monarquía y el reconocimiento de la soberanía de Cataluña y el derecho a decidir.

Además de mostrar “apoyo” y “solidaridad” con los querellados, han mostrado su rechazo a la “judicialización de la política catalana enmarcada en una causa general contra el independentismo y la disidencia política”, así como su compromiso para garantizar el “derecho a debatir los diputados sobre todos los asuntos políticos que interesan a la ciudadanía, incluido el derecho a la autodeterminación o la monarquía”.

En este sentido, ve “preocupantes” que la Fiscalía se querelle por expresiones como “por eso (el Parlamento de Cataluña) reitera y reiterará tantas veces como lo quieran los diputados y las diputadas la reprobación de la monarquía, la defensa del derecho a la autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político”.

También, por expresar “su voluntad de ejercer concreta el derecho de la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán. El Parlamento de Cataluña constata que ha aprobado decenas de resoluciones políticas sobre el derecho de autodeterminación desde el año 1989 y se compromete a continuar haciéndolo si esa es la voluntad de los diputados y
diputadas de la cámara”.