viernes, 16 abril 2021 09:41

La Policía Local de Alicante disuelve diez botellones y fiestas en viviendas

La Policía Local de Alicante ha desalojado durante la pasada tarde y noche un total de diez botellones y fiestas en viviendas. Además, el operativo desplegado para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad frente a la Covid se ha cerrado con 29 denuncias por reuniones de grupos no permitidas, consumo de alcohol y fiestas.

Por otra parte, los agentes, en el control de la avenida de Elche, han detenido a un ciclista que incumplía el toque de queda y al que le constaba una orden judicial en vigor de expulsión, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Durante este pasado viernes, la Policía Local ha desplegado unidades por la ciudad para “evitar que los jóvenes se conviertan en vectores de contagio de Covid con reuniones sin mascarillas para consumir alcohol de forma ilegal”. En este sentido, han intervenido y disuelto cinco botellones. “Hay quien incumple esta norma y desafía al virus aunque saben que no se pueden realizar y corren un gran riesgo”, han lamentado desde el consistorio.

En concreto, la Policía ha desalojado durante la tarde grupos de personas que realizaban botellón en la Santa Faz, El Rebolledo, el Castillo de San Fernando, camino de Benimagrell y el Cabo de las Huertas. Ante la presencia de los agentes, los jóvenes en varios botellones emprendieron la huida para evitar ser sancionados. No obstante, los policías han denunciado a los participantes por estar en grupos, sin mascarillas, y consumir alcohol. Además, han incautado las bebidas y han acompañado a sus casas a los menores de edad.

Al operativo policial especial se ha sumado el control de fiestas ilegales en domicilios. El servicio Nocturno y la unidad Fox de la Policía Local han actuado en un total de cinco fiestas en viviendas durante toda noche, que generaban ruido y molestias a los vecinos y quejas de particulares.

Los agentes han sancionado a los participantes. Asimismo, también han interpuesto otras denuncias por reunión entre no convivientes desde las 23.00 a las 02.00 horas en domicilios situados en las calles San francisco Javier, Poeta Vila y Blanco, Mayor, avenida Costa Blanca y Cardenal Payá.

Junto a estas actuaciones, la Policía también ha sancionado en la calle Villa de Chiva a una persona por miccionar su perro en puerta de un vecino e incumplir el toque de queda, y a las 22.00 horas en la calle Eduardo Torroja han atendido a una persona que no podía acceder a su casa al haberse dejado las llaves dentro.

Asimismo, la Policía Local ha localizado a un conductor en la calle Esmeralda que, tras ser sometido a las pruebas de alcoholemia, ha dado positivo por conducir bajo los efectos del alcohol. Así, se le han instruido diligencias y ha sido denunciado por saltarse el toque de queda.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha pedido “responsabilidad absoluta” en el cumplimiento de las normas porque “es la única forma con la que vamos a ganar la batalla a este virus que tanto daño nos ha hecho durante este año”.

“Debemos seguir luchando por nuestras vidas y la de los familiares con los que convivimos, no hacer botellones ni fiestas y evitar reunirnos en grupos, con máxima conciencia y prevención en el uso de mascarillas, distancias e higiene”, ha aseverado, al tiempo que ha afirmado que “el final cada vez lo vemos más cerca pero no podemos bajar la guardia para que no se produzcan nuevos brotes de contagios de Covid”.