sábado, 10 abril 2021 14:19

Cómo hacer croquetas en una freidora sin aceite para no engordar ‘nada’

Las croquetas son uno de los bocados más apreciados de nuestra gastronomía, y despiertan pasiones en todos aquellos que las prueban. Forman parte de nuestras tapas favoritas, y no hay nadie que se pueda resistir a ellas. El origen de este plato es humilde, ya que es la típica preparación pensada para aprovechar sobras, pero el resultado suele ser tan espectacular, que han conseguido compartir carta con los platos más sofisticados de la alta cocina. Si hay que ponerle un, pero a estas delicias de textura crujiente por fuera y cremosa por dentro, es que son bastante calóricas, con el añadido de que están tan ricas que no te puedes comer solo una.

MEJOR CASERAS QUE DE SUPERMERCADO

Pero este es un pequeño problema que se puede resolver con un par de trucos para conseguir croquetas más ligeras y con menos calorías, sin renunciar a uno de nuestros platos preferidos. En primer lugar, lo recomendable es optar por versiones caseras, y alejarnos de los platos ultraprocesados. Si preparamos las croquetas en casa, podemos controlar los ingredientes, y además de estar más ricas, podemos saber exactamente que llevan, para tener unas croquetas bajas en grasas y mucho más light. Es cierto que es necesario invertir tiempo, pero las croquetas se pueden congelar, así que, ya que nos ponemos, podemos preparar mucha cantidad y congelarlas en tuppers para irlas sacando a medida que las necesitamos.