domingo, 18 abril 2021 13:47

Calvo, agradecida porque la justicia coincida con el Gobierno sobre el 8M

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se ha mostrado este lunes “agradecida” y “reconfortada” porque la justicia coincida en la decisión tomada por la Delegación del Gobierno en Madrid de prohibir las concentraciones del Día Internacional de la Mujer.

“Teníamos que afrontar un conflicto de intereses muy importantes, el derecho a la reunión y la protección de la Salud. Como Gobierno nos sentimos reconfortados porque la justicia haya coincidido con la apreciación que hacíamos”, ha declarado Calvo ante los medios.

Según ha explicado, el Ejecutivo tenía la “mejor voluntad” para que el 8M se celebrara como fuera posible teniendo en cuenta los datos de salud existentes. En este sentido, ha asegurado que no estaban movidos “por otra cosa que intentar proteger la salud, en este caso, por encima de cualquier otra cuestión”.

“Íbamos con la mejor de las intenciones y agradecemos mucho que el control de la justicia sobre estas decisiones del poder ejecutivo hayan ido en la misma dirección”, ha insistido.

“YA HABRÁ OTROS 8 DE MARZO”

En su intervención ante los medios ha defendido, además, la labor del Tribunal Constitucional, que este lunes ha ratificado esta prohibición. La ‘número dos’ del Ejecutivo ha explicado que este órgano ha hecho “a lo largo de 42 años” un trabajo “verdaderamente admirable por la igualdad” y asegura que sus sentencias han sido una “extraordinaria garantía de avance para todas las leyes que han protegido derechos de las mujeres, políticas de igualdad de discriminación positiva” y de “avance”.

Del mismo modo, se ha dirigido a las mujeres para indicar que “ya vendrán otros 8 de marzo”, aunque, ha indicado, “en realidad 8 de marzo es todos los días cuando se deciden políticas objetivo”.

Calvo también ha sido preguntada por los periodistas por la Ley Trans que está trabajando junto con el Ministerio de Igualdad y que, según el propio departamento que dirige Irene Montero, el PSOE está “bloqueando” para que no sea aprobado en el Consejo de Ministros en este mes.

Sobre este tema, la vicepresidenta primera ha explicado que el Ejecutivo está cumpliendo con su acuerdo que era “hacer una legislación LGTBI que incluyera la protección de estos colectivos y de las mujeres y hombres trans”, pero señala que “en el contenido ambas formaciones” en la Moncloa han de estar “reflejadas”. “Y eso es lo que estamos haciendo”, ha apuntado.

RECHAZA LAS DISCREPANCIAS EN EL FEMINISMO

Al respecto, ha pedido que no se cuestione si se le va a dedicar a este texto “una semana más o una menos”. A su juicio, es una norma que debe entrar en el tráfico jurídico “con garantías” para que luego el Tribunal Constitucional, “si se tiene que pronunciar en el futuro, no haga un comentario de reproche a un Gobierno progresista y reformista”.

En este sentido, ha precisado que la ministra de Igualdad y ella están de acuerdo “en lo fundamental” y, después, hay aspectos “de seguridad jurídica” que están trabajando y que se conocerán cuando esté el borrador. “No va a tardar mucho tiempo”, ha asegurado, para añadir que tanto Montero como ella están “empeñadas” en conseguir poner esta ley en marcha.

Finalmente, ha rechazado las discrepancias que se aseguran que hay entre Igualdad y Vicepresidencia y que, para ella, son el día a día, puesto que es la encargada de velar porque las leyes que llegan al Consejo de Ministros lo hagan de la mejor forma.

También ha negado las diferencias en el feminismo. En este sentido, ha indicado que textos como la Ley Trans están en el debate público, pero que en la agenda feminista todas las mujeres están unidas. “Nuestro adversario es la ultraderecha que nos está negando como movimiento político y denostando las políticas feministas”, ha concluido.