miércoles, 21 abril 2021 22:29

Casado defiende el feminismo liberal del PP

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha defendido este lunes el “feminismo liberal” y ha avisado que no admitirá ni “etiquetas” de la izquierda ni “lecciones” de otras formaciones que dicen que el PP ha “sucumbido a la corrección política”, en alusión a Vox. Además, ha asegurado que el 8 de marzo se ha convertido en “un símbolo” de lo que se “hizo mal” hace un año por parte del Gobierno de Pedro Sánchez ante la pandemia del coronavirus.

En un acto organizado por el PP en Casa de América con motivo del Día Internacional de la Mujer bajo el título ‘Mujeres pioneras’, Casado ha defendido el 8M como un día de lucha contra la desigualdad frente al “peor gobierno de la historia democrática” del que “hay que pasar página”. Según ha subrayado, se trata del “peor gobierno” en la lucha contra la pandemia, la calidad educativa, el empleo, la cohesión social pero “también en la defensa de la igualdad de oportunidades de todas las mujeres”.

Casado ha recordado sus palabras en la moción de censura de Vox del pasado mes de octubre asegurando que el PP defiende la igualdad real de oportunidades, de forma que las mujeres “no se enfrentan a los hombres, pero tampoco los hombres se enfrentan a las mujeres”. Según ha agregado, ésta es una lucha en la que están “todos juntos, independientemente de cómo se llamen y qué género tengan.

El líder del PP ha asegurado que no se van a “dejar etiquetar por la izquierda”, asegurando que su partido “no defiende la causa de la mujer”, ni se van a dejar “dar lecciones por otros que piensan” que han “sucumbido a la corrección política”, en referencia al partido de Santiago Abascal.

Tras resaltar que él siempre ha defendido la misma posición, ha señalado que el “cuaderno de bitácora” del PP respecto al feminismo que se basa en un “feminismo liberal”, “igualdad real” y “libertad individual” frente a cualquier colectivismo.

“DIVISIÓN” DENTRO DEL GOBIERNO

A renglón seguido, ha puesto el foco en la “división” que, a su juicio, hay en el seno del Gobierno ante los problemas que afectan a las mujeres y ha criticado los “mantras” que repiten para referirse al PP. También ha echado en cara a “la izquierda” se quiera “arrogar la representatividad de la mitad de la humanidad”, algo que ha juzgado “prepotente y ridículo”.

“Es difícil que un Gobierno dividido pueda estar unido en la causa de la defensa de las mujeres en España”, ha resaltado, para aludir a las diferencias entre los ministros de Sánchez en leyes como la Ley Trans, la Ley de Igualdad, o el trato con la prostitución. Es más, ha dicho que incluso “feministas históricas del socialismo clásico están arremetiendo contra la ministra de Igualdad”, Irene Montero.

DICE QUE HACE UN AÑO SE “PRIMÓ LA AGENDA IDEOLÓGICA”

Casado, que ha dedicado este 8M a las mujeres que han estado este último año a “pie de la batalla del Covid”, ha afirmado que el 8 de marzo del año pasado “se ha convertido en un símbolo de lo que se hizo mal en el pasado” porque el Gobierno que lidera Pedro Sánchez “ocultó alertas internacionales y puso en riesgo a miles de mujeres que decidieron manifestarse”.

En este punto, ha subrayado que el Gobierno “primó la agenda ideológica y la pancarta” en vez de “la seguridad y la salud”, y ha añadido que solo tomando medidas un día antes se hubieran evitado “un 62% de los contagios” como, según ha dicho, recoge el informe de Fedea. “Y me gustaría decir cuantas muertes hubiéramos evitado”, ha aseverado.

Casado ha reclamado al Ejecutivo “información, transparencia, empatía, sensibilidad, humildad y dignidad” ante los “más de 100.000 muertos” por coronavirus y “más de tres millones de contagios”. Dicho esto, ha criticado que el presidente del Gobierno “siga ocultando los informes de Seguridad Nacional” sobre lo que pasó esos días cuando si no hay un “diagnóstico real es difícil poner la solución”.

RETOS PARA AVANZAR EN IGUALDAD REAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES

El presidente del PP ha situado la educación como el “ascensor social” que permite conquistar el empleo, la emancipación, y, con ello, la autonomía. “La educación se corresponde con el principio de la libertad individual no como niña sino como persona, no como mujer sino como ciudadana”, ha apostillado.

Casado ha dedicado la parte final de su intervención en destacar los retos que tienen por delante para avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres, empezando por el bienestar femenino que, según ha dicho, ha bajado en España 10 puntos desde que gobierna la izquierda (según la Universidad de Georgetown) y el paro femenino, que se ha incrementado “un 3% desde que gobierna Sánchez”.

Entre los retos ha citado también la brecha salarial, que sube medio punto porque las mujeres cobran 5.000 euros menos de media que los hombres en igualdad de empleo; la “paralización” del Pacto Contra la Violencia de Género; abordar la explotación y la trata de seres humanos; y la conciliación porque, a su juicio, la mayor desigualdad que se produce en las mujeres es cuando son madres.

PASTOR: “¿QUÉ QUIEREN LAS MUJERES?”

Previamente la vicesecretaria de Política Social, Ana Pastor, y la eurodiputada Rosa Estarás han mantenido un coloquio con una Verónica, una enfermera de emergencias de 112 en la Comunidad de Madrid; Carmen, médico de atención primaria; y Sonsoles, una maestra, que han contado sus respectivas experiencias durante la pandemia.

Pastor ha asegurado que el PP quería destacar este día el trabajo de las mujeres que se han “dejado la piel en la pandemia” y ha recordado a todos los sanitarios y profesores que han perdido la vida por el coronavirus este último año.

La exministra, que ha señalado que sigue habiendo “machismo” en la sociedad, ha afirmado que el feminismo “no es una marca registrada” y ha destacado que en el PP no tienen un discurso “agresivo” ni “reduccionista” sobre lo femenino sino que apuesta por “soluciones reales” a sus problemas.

Tras asegurar que no se trata de “lucha de poder entre hombres y mujeres”, ha indicado que la pregunta ahora es qué quieren las mujeres y ha citado cuestiones como la estabilidad en el empleo y la igualdad de salario ante el mismo trabajo. “Y no queremos que muera una sola mujer. Estaremos en contra de aquellos que se niegan a reconocer que hay violencia contra las mujeres”, ha dicho, en alusión a Vox.

Por su parte, Estarás ha recalcado que “ideologizar el tema de la mujer es no creer en nada” y ha echado en cara a la izquierda que haya cogido “esta bandera” como ha hecho con otras cuando “son derechos humanos y son de todos”. “Cuando se hace ideología, la persona que lo hace no cree en nada”, ha reiterado, para señalar que no es una “batalla de hombres contra mujeres sino de derechos humanos”.

Además, Estarás se ha quejado de la brecha digital y salarial que hay en este momento entre hombres y mujeres, y ha pedido “corregir las cosas para construir un mundo mucho mejor”. “La pandemia nos ha desgarrado mucho más en lo económico, en lo social y en lo personal”, ha manifestado.

Al acto, con aforo reducido por la pandemia, han asistido también la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, el portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, la vicesecretaria de Organización de los ‘populares’, Ana Beltrán, y el vicesecretario de Política Territorial, Antonio González Terol, entre otros.

El PP ha lanzado este lunes un vídeo, titulado “Mujeres pioneras”, con testimonios de mujeres del PP de distintas generaciones que han ocupado puestos de responsabilidad, como Soledad Becerril y Luisa Fernanda Rudi, y de otras que actualmente tienen cargos destacados en el partido, como Cuca Gamarra, Ana Pastor o Beatriz Fanjul.