martes, 20 abril 2021 12:55

El Senado celebra el 8M junto a las constituyentes

El Senado ha celebrado el Día Internacional de la Mujer con un acto en el que ha homenajeado a las 27 mujeres constituyentes a través de la presentación de la reedición del libro ‘Las mujeres parlamentarias en la Legislatura Constituyente’ de Julia Sevilla, quien ha reivindicado que solamente quieren “la mitad del cielo, la mitad de la Tierra y la mitad del poder”.

La ceremonia ha comenzado pasadas las 13.00 horas en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Alta, bajo la presidencia de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; y las presidentas del Congreso y Senado, Meritxell Batet y Pilar Llop. El acto ha visto limitado su aforo debido a las medidas de seguridad, pero ha contado con la presencia de otras mujeres como la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, la exsenadora Belén Landáburu o la exministra Soledad Becerril, entre otras.

Llop ha sido la encargada de dar inicio al acto que ha comenzado con un fragmento del documental ‘Las Constituyentes’, para después dar paso a la presentación de la obra, editada por las Cortes Generales y el Ministerio de Presidencia en 2006 por primera vez, que recuerda el papel de las 21 diputadas y 6 senadoras en la legislatura Constituyente de 1977-79. Llop ha destacado que este libro es hoy “el sustento de la convivencia” y ha asegurado que el feminismo “no va a renunciar a ese mundo del futuro que hoy se está construyendo”.

“La Transición tuvo su momento histórico, pero en la igualdad aún seguimos transitando y nos enfrentamos a nuevos retos con nuevas herramientas con las que tenemos que superar los mismos techos de cristal que hoy se manifiestan de otras formas”, ha lamentado la presidenta del Senado. En esta línea, ha reconocido que la Transición “abrió la puerta a las mujeres españolas para que ocupasen su lugar en las instituciones” y, dirigiéndose a las presentes, ha destacado que no lo tuvieron “nada fácil” y, a pesar de ello, lo hicieron “aportando altas dosis de audacia, liderazgo y ambición”.

En este sentido, ha agradecido a las “pocas” constituyentes la “generosidad” con la que, “sin conocerlas”, dieron herramientas a las mujeres del futuro porque, en palabras de Llop, “su contribución fue fundamental para redactar las primeras normas y políticas públicas con perspectiva de igualdad y de género” en un momento en el que las mujeres eran tratadas “abiertamente como ciudadanas de segunda”.

PAPEL DE LAS JÓVENES

Por ello, ha hecho un llamamiento a la “generosidad democrática” para tender lazos entre esta generación y las más jóvenes. “Ellas sabían entonces como nosotras sabemos ahora que solo garantizaremos la plenitud de la democracia si corregimos las desigualdades”, ha zanjado Llop.

En esta misma línea se ha expresado Calvo, quien ha explicado que, en un día como hoy, se trata de poner sobre valor el futuro “para entregar el relevo correspondiente a las que vengan detrás”. “Es verdad que es también un día en el que se mueven nuestras propias emociones, nuestros sentimientos de ser mujeres, no solo con el dominio del pasado, sino con la claridad de lo que tenemos que seguir haciendo”, ha expresado la vicepresidenta.

Por su parte, Calvo ha querido dedicar su intervención al recuerdo de las mujeres que se “incorporaron a unas situaciones más convulsas en la Segunda República durante la confección de la Constitución de 1931” a las que se ha referido como “verdaderas amazonas”. Para Calvo, estas mujeres, que “estuvieron en todo tipo de trabajos”, “nunca han sido suficientemente reconocidas” y ha lamentado que “de haber sido hombres, hubieran sido reconocidas socialmente”.

Por ello, ha pedido que “cada vez que pise el Congreso y el Senado una diputada joven, tienen que sentir la fuerza de todas las que estuvieron antes de la historia que ya está hecha”. “De lo contrario, todas las amenazas que sufrimos en retroceso a nuestras avances están ahí trabajando contra nosotras”, ha concluido la ministra de Presidencia.

“NADA MÁS QUE PLENOS DERECHOS”

La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, se ha sumado al agradecimiento de su homóloga y de Calvo al trabajo realizado por las presentes y ha hecho hincapié en la vinculación de los conceptos democracia e igualdad. “No es casual que el avance haya sido de la mano de la instauración y recuperación de las libertades democráticas”, ha aseverado.

“No pedimos nada mas y nada menos que tener plenos derechos”, ha reivindicado antes de recordar a la afirmación de Clara Campoamor: “Yo, señores diputados, me siento ciudadano antes que mujer”. Para Batet, significa “la naturaleza del feminismo como exigencia de acceso a la condición plena de ciudadanía”.

Por otra parte, la presidenta del Congreso ha puesto en valor el acto como antesala de la celebración del 90 aniversario de la introducción del sufragio de las mujeres en España. “Este acto es también la renovada celebración del éxito”, ha apostillado. Por último, ha hecho mención a la crisis actual derivada del Covid como ejemplo de la “fragilidad de los avances en igualdad” con signos como el agravamiento del la brecha laboral o la función en exclusiva de las tareas del hogar.