sábado, 10 abril 2021 14:11

Monedero pide una entrada alternativa al juzgado para garantizar su “integridad personal”

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha solicitado al juez del caso ‘Neurona’, Juan José Escalonilla, que el próximo día 15 le permita acceder a los Juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) “de una manera que no ponga en peligro la integridad personal” del ex dirigente ‘morado’ cuando acuda a declarar en el marco de la investigación sobre la presunta financiación irregular del partido.

Escalonilla ha citado a Monedero para las 11.30 horas del próximo lunes, después de que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) indicara en un informe del pasado 3 de noviembre que el cofundador de Podemos cobró 26.200,31 euros de Neurona Consulting –la matriz mexicana de Neurona Comunidad– por supuestos servicios de consultoría política que no habría prestado, dado que los investigadores apuntan que la única justificación de este pago sería una “factura falsa”.

En un escrito del 25 de febrero, la defensa de Monedero ha pedido a Escalonilla que, “por motivos de seguridad y la situación de restricciones en la entrada de los juzgados por motivos COVID”, le facilite el acceso al edificio “de una manera que no ponga en peligro la integridad personal del investigado”.

“A dichos efectos, nos ponemos a su disposición para asistir sin dilaciones ni inconvenientes a dicha citación, teniendo por buena cualquier alternativa que se nos presente”, ha dicho la defensa de Monedero.

Fuentes jurídicas consultadas han indicado que el titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid ha remitido esta petición a la jueza decana de Madrid para que sea ella quien resuelva sobre este asunto.

INVESTIGA FILTRACIONES

Por otro lado, en un auto del 4 de marzo, Escalonilla ha ordenado a la UDEF que “se investigue si pudo existir alguna filtración por agentes pertenecientes a dicha unidad de la información obrante en la pieza secreta y, en concreto, sobre la alerta dada por el SEPBLAC respecto de la factura de Juan Carlos Monedero o, en su caso, se investigue cuál pudo ser la fuente de dicha filtración”.

El juez ha accedido así a la petición formulada por Podemos en un escrito del pasado 22 de febrero para que se adoptaran “medidas correctivas o disciplinarias” ante las filtraciones que se han producido a la prensa de la pieza secreta, con el fin de evitar que se repitan. A juicio de la formación política, se trata de “filtraciones interesadas” cuyo propósito sería “mostrar a las personas sospechosas como directamente culpables, preparando ya un escenario mediático de condena”.

Escalonilla ha destacado que “cuatro horas antes de que se entregara el testimonio de la pieza secreta (sumario) a las partes se filtró la noticia de la existencia de una alerta del SEPBLAC” sobre Monedero por esa transferencia de más de 26.000 euros desde Neurona Consulting.

“No constándome que fuera realizada dicha filtración por personal de este Juzgado de Instrucción Número 42, y no pudiendo requerirse a dicho medio de comunicación información alguna al ampararle el secreto a no revelar las fuentes de información, procede remitir oficio a la UDEF”, ha explicado.

En cualquier caso, el juez se ha quejado de que desde el principio de la investigación se ha incumplido el artículo 301 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que impone el carácter reservado de la instrucción, acusando a las partes de haber dado “publicidad extraprocesal” en la prensa de todo lo actuado.

CASO ‘NEURONA’ Y OTRAS DERIVADAS

En estos momentos, las pesquisas se centran en el contrato firmado por Podemos y Neurona Comunidad por 363.000 euros por labores de consultoría política para las elecciones generales del 28 de abril de 2019, que el instructor sospecha que pudo ser simulado para desviar dinero de las cuentas ‘moradas’.

No obstante, a raíz de un escrito presentado por la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona, Escalonilla ha acordado abrir procedimientos independientes sobre los nuevos hechos denunciados por ésta, entre ellos el supuesto uso de una empleada del partido y ahora asesora del Ministerio de Igualdad como niñera de los hijos de la ministra, Irene Montero.