domingo, 18 abril 2021 22:36

El Gobierno de Aragón autoriza la movilidad entre las tres provincias

El Gobierno de Aragón publicará este jueves una orden por la que autoriza la movilidad entre las tres provincias de la Comunidad Autónoma a partir de las 00.00 horas de este viernes, al descender el número de casos de COVID-19 en Zaragoza, Huesca y Teruel, que se encuentran en el nivel 2 de alerta. “Empezamos a ver la luz al final del túnel”, ha afirmado el presidente, Javier Lambán.

Ahora “las cifras, en general, van bien, todos los índices están evolucionando de manera positiva”, ha dicho el presidente aragonés en rueda de prensa, y ha lamentado los “contratiempos” que ha ocasionado el confinamiento perimetral de las tres provincias, que por otra parte ha sido “fundamental” para bajar la incidencia de la COVID-19.

Ha observado que “el virus sigue transitando entre nosotros” y que “hasta que la vacunación nos inmunice como sociedad tendremos que mantener todas las espadas en alto”, de forma que si los datos empeoraran el Ejecutivo regional “no tendría ningún problema en retrotraer las medidas, hacerlas reversibles y volver a adoptar todas las que fueran necesarias”. En todo caso, ha insistido, “el futuro se empieza a escribir en términos más esperanzadores”.

“Nos hemos entregado en cuerpo y alma a combatir esta catástrofe, que no tenía precedentes y nos ha hecho improvisar para hacer frente a las sucesivas manifestaciones de un fenómeno desconocido”, ha continuado Lambán, quien ha recordado que “nadie tenía un manual de instrucciones” y ha reconocido los “errores” cometidos.

La pandemia “ha tenido un impacto terrible sobre la salud pública”, afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad, también a los servicios públicos, la economía y la política.

Ha dicho que “la catástrofe” de la COVID-19 ha causado en Aragón 3.300 fallecidos, a cuyos familiares ha enviado un mensaje de solidaridad. Ha manifestado su “gratitud” a toda la sociedad aragonesa, mencionando a los sectores “que se han revelado como esenciales en el combate contra la pandemia”, como los sanitarios, los socio-sanitarios, Fuerzas de Seguridad, profesores “y otros muchos que han demostrado un compromiso encomiable”.

SIN INTERFERENCIAS

“En términos sanitarios, desde el primer día tuvimos claro que no repararíamos en gastos ni nos temblaría la mano a la hora de tomar decisiones”, ha manifestado Lambán, apuntando que Aragón es la única comunidad que ha aprobado una ley propia frente a la pandemia.

Además, “todas las decisiones sanitarias se han tomado sin interferencias políticas y el Gobierno ha ido siempre con la verdad por delante, ha desechado cualquier oportunidad para la propaganda y ha imprimido transparencia en todas sus acciones”, con la obsesión de “amortiguar el impacto sobre los sectores más vulnerables”.

El jefe del Ejecutivo regional ha mencionado la creación, de forma pionera, de los Centros COVID y ha tratado “por todos los medios” de que ningún aragonés quedara “desprotegido”, de manera que el Ingreso Aragonés de Inserción se ha seguido gestionando con normalidad.

El Gobierno también ha tratado de reducir el impacto en la educación y preparó “de la manera más concienzuda posible” el curso presente por “miedo” a lo que pudiera significar la reapertura de las aulas, siempre con el interés de que la docencia fuera lo más presencial posible.

Así, la presencialidad ya se ha recuperado en Secundaria y Bachillerato, ha continuado Lambán, quien ha apuntado que se han incorporado 500 docentes más y 200 monitoras de comedor, y se han elaborado planes de contingencia, siempre en coordinación con el Departamento de Sanidad.

ACUERDOS PRÓXIMOS

También ha lanzado “un mensaje de tranquilidad” a los sectores económicos más afectados por las restricciones, expresando que “el Gobierno no los ha olvidado en ningún momento” y ha avanzado que el Ejecutivo no tardará mucho en adoptar decisiones “que les satisfarán razonablemente”.

Los acuerdos con los sectores del turismo y la hostelería “están muy próximos”, ha adelantado Lambán, lamentando el efecto que ha tenido la pandemia sobre bares, restaurantes y hoteles. “Es importante que tengan ayudas y, sin ser competencia exclusiva del Gobierno, ha tenido que poner toda la carne en el asador”.

En cuanto a las ayudas del Gobierno de España, ha dicho que “lo importante es que lleguen pronto” y que cuantas más instituciones apoyen a estos sectores “mucho mejor”.

“Vimos desde el principio que la pandemia iba a tener un efecto demoledor sobre la economía y el empleo”, ha resaltado el presidente, quien ha continuado impulsando los proyectos estratégicos y negociando implantaciones industriales en la Comunidad, algunas de las cuales se comunicarán en los próximos meses y serán “de cuantías muy importantes”.

Ha aludido a la posible implantación de un fábrica de baterías, en Aragón o en otra región, indicando que ha retomado su “ilusión” por el proyecto tras hablar, el viernes pasado, con la ministra de Industria, Reyes Maroto. Lambán seguirá poniendo de manifiesto “las fortalezas” de la Comunidad para albergar este centro de producción y peleará “hasta e final” para conseguirlo.

Frente a este proceso de crisis, el Gobierno de Aragón reformuló su Presupuesto de 2020, movilizó en junio 510 millones de euros para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia y para 2021 se aprobó el Presupuesto más alto de la historia de Aragón “y el más apoyado” para seguir haciendo frente a la COVID-19.

Para frenar el efecto de la pandemia en la economía, el Ejecutivo propició la aprobación de la Estrategia de Recuperación Social y Económica, “suscrita por todos menos VOX” y con la participación también de los agentes sociales y los ayuntamientos.

RECUPERACIÓN

La cifra de paro de febrero de 2021, 87.158 aragoneses desempleados, es “totalmente negativa”, pero la afiliación a la Seguridad Social ha crecido en Aragón bastante por encima de la media española.

El 80,62 por ciento de los trabajadores que estaban afectados por ERTE ya han salido y se han reincorporado a la actividad normal, por encima del 73 por ciento nacional, mientras que el PIB se redujo un 9,5 por ciento en la región durante 2020 -11 por ciento en el conjunto de España– y crecerá por encima de la media nacional en 2021, ha vaticinado, añadiendo que Aragón ocupa posiciones “de liderazgo” en exportaciones.

“Si la vacuna funciona bien, a finales de 2021 estaremos muy próximos a recuperar los datos que teníamos antes del comienzo” de la pandemia, ha aseverado Javier Lambán.

Ahora el Gobierno “está enfrascado en reparar los daños y relanzar la Comunidad para un tiempo nuevo” para el que “tenemos recursos y argumentos para hacer de Aragón un proyecto común de éxito”, ha proseguido Lambán, quien ha puesto de relieve el trabajo realizado en la recuperación de los servicios públicos y para acelerar la mejora de la economía con planes de choque para los sectores más afectados, entre otras herramientas con el Plan ‘Aragón Puede’.

“Lejos de aflojar los lazos de unión y la cohesión del Gobierno de Aragón”, el coronavirus los ha acrecentado, ha enfatizado Javier Lambán, destacado que “todos y cada uno de los cuatro partidos ha funcionado de manera coordinada, asumiendo cada cual la parte alícuota que le correspondía en la lucha contra la pandemia”.

Un comité de expertos asesora al Ejecutivo sobre el escenario post-pandemia y está a punto de entregar su primer informe. Lambán ha avanzado que se revisará la Ley de Protección Civil y Gestión de Emergencias durante el segundo semestre del año.