domingo, 18 abril 2021 11:53

Febrero de 2021 ha sido un 35% más lluvioso de lo normal

El mes de febrero de 2021 ha sido un 35 por ciento más lluvioso de lo normal, el octavo más húmedo de este siglo, y ha resultado ser el segundo más cálido de este siglo y el tercero desde que hay registros, según el balance meteorológico mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que destaca además que este segundo mes de 2021 ha sido el de las noches más cálidas de los últimos 60 años.

Además, en 24 observatorios de la red nacional se han batido récord de temperaturas mínimas más altas desde que hay registros. En concreto, la AEMET informa de que la temperatura media de la Península ha sido de 9,5 grados centígrados (ºC), lo que supone 2,5ºC por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010).

En concreto, se ha tratado del tercer febrero más cálido desde que comenzaron los registros de datos en 1961, por detrás de los de 2020 y de 1990, y por tanto del segundo más cálido del siglo XXI.

Junto al carácter muy cálido en la Península, en Baleares también fue muy cálido, con un valor medio de 12,4ºC lo que supone 2,1ºC más que la media y en Canarias, por su parte, febrero ha sido normal, con una temperatura media de 14,9ºC que coincide con el valor normal del periodo de referencia (1991-2020).

Sin embargo, destaca la anomalía media de las mínimas, que quedaron 3,1ºC por encima de lo normal y fueron las más altas de un mes de febrero desde que hay registros por lo que este mes es el que tiene las nocturnas más altas de toda la serie histórica.

En ese sentido, la AEMET destaca que con unas temperaturas máximas diarias con un promedio de 1,9ºC por encima de las normales, junto con la media de las mínimas, ha dado como resultado una oscilación térmica diaria de 1,2ºC por debajo de lo normal para este mes.

El informe mensual refleja también que las anomalías térmicas más elevadas se dieron en el cuadrante noreste peninsular, donde hubo valores de más de 3 grados de media e incluso anomalías cercanas a los 4 grados centígrados en puntos del Pirineo, del sistema Ibérico y del Golfo de Vizcaya.

Así, precisa que la temperatura más alta del mes, entre observatorios principales, se registró en el del aeropuerto de Tenerife Sur, con 27,4ºC el día 15, aunque esta cifra no supuso un récord. No obstante sí se han registrado efemérides cálidas en Santander, Pamplona y Toledo, donde la temperatura media fue la más alta para un mes de febrero desde que hay registros. En cuanto a las mínimas se han contabilizado efemérides en 24 observatorios.

EL OCTAVO FEBRERO MÁS LLUVIOSO DEL SIGLO

En cuanto a las precipitaciones, el informe de la AEMET informa de que este mes de febrero ha sido húmedo, ya que ha tenido una precipitación media de 71 litros por metro cuadrado, es decir, un 35 por ciento más que el valor normal del periodo de referencia 1981-2010.

Estas lluvias sitúan a febrero de 2021 como el vigésimo segundo más húmedo desde que se comenzaron a anotar datos en 1961 y como el octavo más húmedo del siglo XXI. Por zonas, el mes tuvo un carácter húmedo en la Península, pero fue muy seco en Baleares, mientras que en Canarias, igual que con las temperaturas, ha resultado normal.

Por zonas ha llovido más de un 50 por ciento por encima de lo normal en Galicia, Castilla y León, oeste de Extremadura, extremo occidental de Andalucía, noreste de Castilla-La Mancha y en zonas de Navarra y La Rioja, e incluso en algunas de estas áreas se han llegado a duplicar o triplicar sus valores medios.

En cambio, no se alcanzó la mitad de las lluvias normales en el sureste peninsular y Baleares mientras que en gran parte de Almería, Murcia, Alicante y Baleares no ha llovido ni la cuarta parte de lo habitual.

Respecto a Canarias, la AEMET indica que se acumularon precipitaciones por encima del valor normal en Lanzarote y en el norte del resto de las islas, llegando a duplicarse el valor normal en algunos puntos, mientras que las precipitaciones fueron inferiores al 50 por ciento de la media en el sur de las islas.

Los récord de lluvias se alcanzaron en Segovia, que con 76 litros por metro cuadrado de precipitación acumulada, registró el valor más alto para un mes de febrero desde que este observatorio comenzó a registrar datos en 1989.