miércoles, 21 abril 2021 15:11

La jefa de seguridad de BBVA declara este jueves ante el juez de ‘Tándem’

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha citado este jueves a la jefa de Seguridad de BBVA, Inés Díaz Ochagavia, y a cuatro mandos policiales recientemente imputados, en el marco de la pieza separada del caso ‘Tándem’ donde investiga los contratos del banco con el comisario jubilado José Manuel Villarejo.

Los cuatro policías –un inspector jefe, un subinspector y dos oficiales– declararán a partir de las 10.00 horas sobre su presunta participación en hechos constitutivos de delitos de descubrimiento y revelación de secretos y cohecho, mientras que la también imputada Díaz Ochagavia lo hará a las 11.00.

García-Castellón ha decidido tomar declaración como investigados a los cuatro uniformados a petición de la Fiscalía Anticorrupción. Así, el magistrado indaga en los múltiples contratos de BBVA con el Grupo Cenyt –cuyo titular real era Villarejo– que tendrían “un carácter ilícito” y durante los cuales se llevaron a cabo injerencias en los derechos fundamentales de determinadas personas mediante el acceso a sus comunicaciones, seguimientos o acceso a cuentas bancarias.

10,2 MILLONES POR LOS TRABAJOS DE VILLAREJO

García-Castellón recordó en un auto del pasado 22 de febrero por el que imputó a los cuatro agentes que esos contratos con Cenyt se hicieron a cambio de elevadas sumas de dinero, precisando que hubo abonos del banco por un importe total de 10,2 millones de euros.

Además, señaló que los informes que entregó Villarejo a BBVA incorporan “una ingente cantidad de datos personales relativos a las personas objeto de investigación, buena parte de los cuales son accesibles a través de las diferentes ficheros y aplicaciones policiales”.

La regulación vigente del acceso a esos ficheros del Ministerio del Interior no contempla la cesión de tal información a entidades privadas, sin embargo, en el curso de las investigaciones se ha conocido que en el fichero policial Adextra se realizaron búsquedas en noviembre de 2016 que se plasmaron en una carpeta denominada ‘búlgaros’ y que contenía datos de hasta ocho personas de Europa del este.

El juez instructor apuntó que sobre todas esas personas se realizaron búsquedas en ese mes por parte de una de las oficiales que cita como imputada y que estaba destinada en la Comisaría General de Información (CGI) y que el otro oficial investigado realizó también búsquedas ese mes sobre uno de ellos.

Pero la actividad no se quedó ahí. Según informe de Asuntos Internos, además se realizaron búsquedas sobre ellos en Argos, Atlas, Sidenpol y Objetos entre el 1 y el 28 de noviembre de 2016 en las que se implicó el subinspector imputado y también adscrito a la CGI.

ASUNTO NEIGBOUR, TEMPLAR Y HARD

Asimismo, García-Castellón indicó que también se realizaron búsquedas en ficheros policiales relativos a extranjeros entre febrero y marzo de 2015 en el marco del denominado ‘Asunto Neigbour’ de dos personas, M. Chistyakov y M. Smolnikov. Y añadió que en el ‘Asunto Templar’ se investigó en ficheros policiales por parte del subinspector a otras cinco personas en las mismas fechas.

Asuntos Internos también se remontó a 2014 para saber si se usaron las aplicaciones policiales para realizar búsquedas relativas a intereses de Cenyt, y encontraron que en el programa relativo al DNI ese año se indagó –en concreto lo hizo el inspector jefe imputado– sobre una persona, Luis Rodríguez Durón, que era el principal investigado en el ‘asunto Hard’.

El juez recordó en su auto que tanto el inspector jefe como el subinspector ya constaban como investigados en otras piezas separadas de la macrocausa ‘Tándem’ por haber participado ya en delitos de descubrimiento y revelación de secretos.