domingo, 18 abril 2021 22:57

López Miras califica de “atraco” la moción de censura en Murcia

El presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, ha afirmado que seguirá al frente del Ejecutivo “hasta el último minuto” y ha anunciado el cese de los dos consejeros que forman parte de la estructura orgánica de Ciudadanos y que anoche, junto con la dirección nacional de este partido, “perpetraron este atraco”.

En concreto, los consejeros cesados son la hasta ahora consejera de Empresa, Industria y Portavocía del Ejecutivo autonómico, Ana Martínez Vidal, que ha aceptado la candidatura a la Presidencia del Gobierno de la Región; y el consejero de Transparencia, José Gabriel Sánchez Torregrosa, que tomó posesión del cargo hace solo tres semanas.

Así lo ha hecho saber López Miras en una rueda de prensa ofrecida en el Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, para valorar el anuncio de la moción de censura presentada este miércoles por Ciudadanos y PSOE en la Asamblea Regional para desalojar al PP del Ejecutivo murciano.

Ha afirmado que anoche tuvo noticia de que un partido que forma parte del Ejecutivo murciano, Cs, “iba a presentar una moción de censura contra el propio Gobierno regional”. Como presidente, destaca que pudo haber tomado entonces la decisión de convocar elecciones, pero cree que “este no es el momento”.

“La Región no necesita esto en este momento; solo puede existir el objetivo de salvar vidas, de vencer a la pandemia, de superar la crisis económica, social y de empleo”, según López Miras.

Ha reconocido que anoche recibió la información de la “órbita” de uno de los concejales de Cs en el Ayuntamiento de Murcia que había sido convocado en la sede de su partido por la dirección nacional y le “habían impuesto la firma de sendas mociones de censura”.

“Sinceramente, yo confié en la responsabilidad de todos y cada uno de los miembros de un partido que forma parte del Gobierno, tanto en la Región de Murcia como en el Ayuntamiento, y que iban a entender que no es el momento para hacer esto”, ha señalado López Miras, quien pensaba que “tendrían la responsabilidad suficiente como para no someter a la Región a la izquierda en un momento tan delicado en el que tenemos que centrarnos en salvar vidas”.

“BUSCAN EL SILLÓN”

Durante su intervención, López Miras ha recordado que este jueves, 11 de marzo, se cumple un año desde que el Consejo de Gobierno de la Región, reunido de forma extraordinaria, adoptaba medidas de urgencia ante la llegada de la pandemia. “Solo unos meses antes, habíamos logrado superar el peor temporal del último siglo, la DANA2, según el presidente de la Comunidad.

“En ambos casos nos adelantamos y entendimos perfectamente cuál era la necesidad y la prioridad; salvar vidas”, según López Miras, quien ha destacado que este ha sido siempre su objetivo y lo sigue siendo. “Afrontamos la crisis sanitaria, social y económica más grave del último siglo y, por supuesto, de toda la historia de la Región como Comunidad Autónoma”, destaca.

Por eso, ha criticado “a quien en un momento como este priorice el interés político partidista; a quien crea que hay algo más importante que vencer a la pandemia y avanzar en la recuperación”. A su juicio, quien piensa así “se equivoca” porque “este no es el momento”,

“En una situación tan grave como la que vivimos, entrar en un debate de sillones, de puestos e intereses particulares es mucho más que un error, es una falta de respeto para un millón y medio de personas”, según López Miras, quien cree que los murcianos “deben estar siempre por encima de los intereses personales”.

En este sentido, ha reivindicado que él siempre ha “antepuesto” los intereses generales “a cualquier otro” y ha destacado que la Región “es fuerte, pero no merece que se juegue con ella en un momento como este, cuando tenemos la responsabilidad de estar preparados para que una carta ola de la pandemia no destruya todo cuanto hemos logrado salvar en las anteriores”.

“En lugar de sumar esfuerzos para hacer frente al virus y a la recuperación, hay quien parece más interesado en lograr el poder al precio que sea”, ha subrayado López Miras, quien se ha mostrado convencido de que la Región “va a salir adelante porque tiene capacidad para ello”.

No obstante, para eso, cree que la Comunidad “necesita estabilidad” y que, llegado el momento, “se le dé la posibilidad de decidir qué gobierno quieren para recorrer los próximos años”. A su juicio, “este no es el momento” porque “en plena pandemia, la prioridad es otra, y quien no lo entienda así, se equivoca y será responsable de sus actos y de las consecuencias que de ellos se deriven”.

Ha recordado que quedan dos años de legislatura “en los que no solo se pone en juego la lucha contra el virus y la recuperación de toda la Región”. Así, cree que el anuncio de este miércoles “puede destruir en tan solo dos años lo que tanto esfuerzo nos ha costado levantar”.

“Poner el destino de los murcianos en manos de quienes forman hoy el Gobierno de España, socialistas y comunistas, la izquierda radical, de quienes pactan con Bildu y con independentistas, traiciona la voluntad mayoritaria de los murcianos”, según López Miras.

“Para satisfacer un interés personal se facilita que la izquierda asalte las instituciones”, según el presidente murciano. “Mientras nosotros estábamos trabajando en elaborar unos presupuestos absolutamente necesarios, en ayudar al sector hostelero, en plantear medidas efectivas para la recuperación y, lo más importante, para salvar vidas, otros se movían ara poner el destino de la Región en manos de la izquierda y en busca de un sillón”.

“Asistimos a un acto de traición, desleal, pero no conmigo, sino con un millón y medio de murcianos, con su vida, con su futuro, con la Región”, ha aseverado el jefe del Ejecutivo autonómico, quien cree que hay un pacto de cuatro años “que hoy se rompe solo con un único fin: satisfacer una ambición personal. Ahora sabemos lo que valen las palabras de algunas personas y partidos”.

Ha defendido que él ha trabajado desde el principio “por la estabilidad y para que la Región tuviera el mejor gobierno posible, un gobierno único, con una sola voz, centrado en lo importante, alejado del ruido y los partidismos, centrado en la gestión, en la prosperidad, en la libertad y en un futuro de oportunidades para todos”.

A su juicio, “otros no lo han entendido así”, sino que “han elegido los escándalos, la búsqueda de titulares, los sillones y la inestabilidad”, y “eso es lo que quiere para la Región”. Ha advertido, no obstante, que “la integridad y la decencia es algo que va con las personas, no lo otorga ningún cargo”.

“Voy a estar gobernando mientras el BOE diga que soy el presidente, hasta el último minuto cumpliré con mi obligación y con el compromiso que adquirí ante todos los murcianos de gobernar con todos y para todos, con lealtad al millón y medio de murcianos, con trabajo diario y con la responsabilidad y el respeto a la palabra dada”.

Al ser preguntado por los argumentos esgrimidos en la moción de censura, ha explicado a los periodistas que “ustedes que están transmitiendo la información desde el inicio de la pandemia, son plenamente conscientes de que son meras excusas para propiciar un intercambio de sillones en favor de los intereses personales” y “han intentado buscar una excusa que no se sostiene por ningún lado”.