sábado, 10 abril 2021 13:05

¿Te acuerdas de la película 21 Blackjack?

el corte ingles

El blackjack también ha hecho sus pinitos en el cine.

Sí, has leído bien, además de ser el rey de los juegos de mesa en los casinos línea y en nuestros corazones, este popular juego de cartas también ha debutado en la gran pantalla.

21 Blackjack fue estrenada en 2008 y cuenta la historia de unos estudiantes del MIT que deciden utilizar sus grandes mentes para hacerse millonarios contando cartas en los casinos de Las Vegas.

De hecho, la película se centra en la historia de Ben Campbell, un brillante estudiante de medicina de origen humilde que aspira a poder ingresar en una de las grandes universidades de EEUU.

Su profesor de matemáticas avanzadas se asombra de la perspicacia de Ben y lo invita a formar parte de un equipo secreto formado por algunos de sus alumnos más inteligentes.

¿El objetivo del grupo? Burlar la seguridad de los grandes casinos del país y llevarse los botes más sorprendentes a casa contando cartas.

Al principio Ben no parece estar muy convencido, pero sus ganas de triunfar como médico y su bella compañera, Jill Taylor, acaban de persuadirlo para que se una al equipo.

Es así como inicia su trayectoria en Las Vegas, la cual le abrirá las puertas a un mundo fascinante lleno de dinero y oportunidades del que acaba enganchándose.

¡Y hasta aquí podemos leer! No queremos hacer spoilers.

Si no has visto la película, te la recomendamos al 100%. Se trata de un drama lleno de acción con grandes actores como Kevin Spacey y Laurence Fishburne, entre otros.

Pero lo cierto es que hoy no queríamos hablarte de la película en sí, sino de la historia detrás de la misma.

¿Sabías que 21 Blackjack está basada en hechos reales?

Sí, amigos, 21 Blacjack está basada en una historia real.

De hecho, en realidad está basado en el libro Bringing Down the House de Ben Mezrich, que cuenta la historia real del Equipo de Blackjack del MIT.

¡Y es que en esta ocasión la realidad supera la ficción!

El Equipo de Blackjack del MIT fue fundado en la década de los 90 y era, igual que en la película, una cantera de grandes mentes dedicadas al conteo de cartas en Las Vegas y otros casinos internacionales.

Ben Kaplan fue uno de los líderes de este exitoso equipo de fama mundial, que incluso llegó a constituir un negocio centrado en utilizar estrategias matemáticas para burlar la banca de las grandes casas de apuesta de todo el mundo.

Kaplan ha contado muchas veces su historia y cómo sin comerlo ni beberlo se convirtió en el dirigente de un entramado financiero que se dedicaba a engañar a los casinos.

Lo cierto es que, además de contar con un equipo inmenso de contadores y jugadores, Inversiones estratégicas, que así se llamaba la empresa, también tenía grandes inversores y colaboradores que proveían al equipo con fondos para apostar diariamente en los casinos.

A la larga la empresa dejó de ser rentable y acabó por disolverse, sin embargo fue la principal fuente de ingresos -¡y qué ingresos!- de Kaplan y sus socios por años.

Dicen que “la banca siempre gana” pero este grupo de grandes mentes se encargó de probar que esto no era del todo cierto.

¡Y para más inri! A pesar de que los miembros de este equipo jugaban muchas veces en el margen de la ley y llegaron a enfrentarse a los casinos en múltiples ocasiones, ¡algunos de ellos acabaron trabajando para la seguridad de grandes casinos estadounidenses!

Desde luego no nos sorprende que se haya hecho una película sobre ellos.

¿Se puede contar cartas en el blackjack online?

A pesar de que la historia de Kaplan y su equipo es fascinante y muy real, la verdad es que contar cartas no es una tarea nada fácil.

Además, aunque técnicamente no es ilegal, lo cierto es que si te pillan, el casino puede tomar medidas al respecto e incluso prohibirte la entrada en el futuro.

Ahora bien, si hablamos de contar cartas en un casino online, la cosa se complica mucho más.

Lo primero que debes saber es que todos los juegos en línea funcionan con softwares que se encargan de garantizar que el resultado de cada partida sea totalmente aleatorio.

Esto evita que los juegos puedan ser manipulados y garantiza que se preservan los intereses del jugador en última instancia.

¿Cómo consiguen esto? A través de los GNR o generadores de números aleatorios, presentes en cualquier juego certificado que forme parte de un casino con licencia.

Burlar la seguridad de dichos elementos es francamente casi imposible.

Por lo tanto, contar cartas en línea es una tarea inútil, por mucho empeño que le pongas.

A pesar de esto, nosotros te recomendamos que no dejes de probar suerte en el Blackjack y que sigas disfrutando de este gran juego de cartas.

Aprende nuevas estrategias y encuentra tu propio ritmo en cada partida.

Sin embargo, no pongas todas tus esperanzas en fórmulas mágicas para ganar y recuerda que la clave está en jugar de manera responsable.

¡Y que empiece la partida!