jueves, 22 abril 2021 15:24

La DGT formuló 3.877.297 denuncias durante 2020, un 17,25% menos

La Dirección General de Tráfico (DGT) formuló en las carreteras españolas un total de 3.877.297 denuncias durante el 2020, lo que supuso una disminución del 17,25% respecto a 2019 (4.685.599), según un informe elaborado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Según ha destacado la organización de defensa de los conductores, este descenso en el número de denuncias se produce dentro del contexto de la pandemia del COVID-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación, que determinaron una reducción de los desplazamientos por carretera un 25%.

Así, el informe muestra que el exceso de velocidad sigue liderando el ranking de las sanciones impuestas por la DGT, con 2.430.056 denuncias, al que siguen las infracciones por no haber pasado la ITV, o ser ésta desfavorable (434.479); conducir utilizando el móvil (96.181); conducir sin carnet (94.457) y no utilizar el cinturón de seguridad (94.417).

Asimismo, la investigación muestra que las denuncias por alcoholemia y drogas han descendido un 55,4% y un 48,9%, respectivamente, así como las formuladas a transportistas por no respetar los tiempos de conducción y descanso (-40%) y los excesos de velocidad captados por radares móviles de la Guardia Civil con detención “in situ” de los infractores (-44,6%).

En cambio, en el año 2020 han crecido las denuncias por excesos de velocidad captados por radares móviles de la Guardia Civil sin detención de los infractores (14,4%); por conducción negligente (2,6%); y por no utilizar el casco (17%).

El estudio apunta un incremento del 27,6% en el número de denuncias formuladas durante el estado de alarma por la negativa de los titulares de los vehículos a identificar a los conductores que han cometido las infracciones, lo que supone tener que hacer frente al pago duplicado o triplicado del importe de las multas, en lugar de poderlas pagar con descuento del 50%.

Por comunidades autónomas, el informe destaca que se han reducido las denuncias en todas las autonomías, excepto en Aragón y Castilla y León, que han experimentado incrementos del 25,6% y 23,5%, respectivamente.

En Andalucía es donde más denuncias se formularon (858.631 denuncias), si bien fue en Madrid donde se detectó el mayor número de infracciones en función de la extensión de su red de carreteras (143 denuncias por kilómetro), y en La Rioja, en función de su parque de vehículos (0,21 denuncias por vehículo).

Por el contrario, en Ceuta y Melilla fue donde se contabilizaron menos denuncias, tanto en números absolutos (8.372 denuncias), como en función del parque de vehículos (0,06 denuncias por vehículo). Castilla y León y Extremadura fueron las comunidades con menos denuncias por kilómetro de carretera (11 denuncias/km).

A juicio del presidente de AEA, Mario Arnaldo “la reducción de los desplazamientos por carretera debido a las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación han sido, sin duda, la causa fundamental de que en España se hayan formulado menos denuncias”.

“Sin embargo, nos preocupa que en este contexto hayan aumentado muy significativamente las infracciones relacionadas con los peatones (15,5%) y con los ciclistas (66,5%), por lo que creemos muy necesaria y urgente la realización de campañas dirigidas hacia la protección de estos usuarios vulnerables”, ha concluido.