domingo, 18 abril 2021 11:08

El independentismo amplía su mayoría en la Mesa del Parlamento de Cataluña

Los partidos independentistas han revalidado la mayoría que han tenido en la Mesa del Parlament en las dos últimas legislatura y, además, han ampliado su representación en el órgano rector de la Cámara, ya que ERC, Junts y la CUP tendrán cinco de los siete miembros.

Así ha resultado la elección de la Mesa en el pleno de constitución de la XIII legislatura de este viernes, en el que se han escogido los miembros del órgano que pilotará la actividad parlamentaria.

Después de haber elegido a la candidata de Junts, Laura Borràs, como presidenta del Parlament, a Anna Caula (ERC) como vicepresidenta primera y a Eva Granados (PSC) como vicepresidenta segunda, el pleno ha realizado la tercera votación para escoger a los cuatro secretarios de la Mesa.

El nombre más votado ha sido el de Ferran Pedret (PSC), que ha sido escogido como primer secretario del órgano, con 39 votos; Jaume-Alonso Cuevillas (Junts) ha obtenido 25, siendo elegido segundo secretario; mientras que Pau Juvillà (CUP) y Rubén Wagensberg (ERC) han empatado con 24.

Para deshacer el empate, el diputado electo de ERC Sergi Sabrià ha dicho que “fruto de un acuerdo” entre los grupos no hace falta repetir la votación y que ceden la Secretaría tercera a Juvillà, por lo que Wagensberg se quedará la Secretaría cuarta.

No han salido elegidos Antonio Gallego (Vox), que ha obtenido 11 votos, ni Lucas Ferro (comuns), que ha recibido ocho, y también ha habido tres en blanco.

Pese a que la votación es secreta y en urna, de los resultados se desprende que, en principio, Pedret ha recibido los votos del PSC y Cs, ERC, Junts y la CUP se han repartido los votos entre Cuevillas, Juvillà y Wagensberg, Vox ha votado a Gallego, los comuns a Ferro y los tres diputados del PP han votado en blanco.

Así, ERC, Junts y la CUP han revalidado la mayoría absoluta en este órgano, que en las últimas legislaturas ha sido clave para tramitar iniciativas favorables a la independencia, lo que ha provocado varios choques judiciales.

De hecho, la presidenta de la XI legislatura, Carme Forcadell, está encarcelada –ahora con el tercer grado– y los miembros independentistas de la Mesa han sido inhabilitados, mientras que el presidente de la XII legislatura, Roger Torrent, y los diputados de Junts y ERC del órgano han recibido una querella por haber tramitado resoluciones a favor de la autodeterminación y contra la Monarquía.

En la pasada legislatura, los partidos independentistas trasladaron a la Mesa las diferentes estrategias que, en este caso, vuelven a tener de cara a la siguiente legislatura: Junts defiende mantener la confrontación con el Estado, mientras que los republicanos han apostado en los últimos tiempos por evitar los gestos simbólicos y priorizar el diálogo.

Por su parte, la CUP entra por primera vez en este órgano para garantizar, dicen, la soberanía del Parlament frente a eventuales litigios judiciales.

Tras la elección, los nuevos miembros de la Mesa han ocupado los asientos correspondientes al órgano por primera vez, excepto Juvillà, que no ha podido asistir al pleno por razones sanitarias.