domingo, 11 abril 2021 05:35

La ley de diversidad familiar incluirá una protección específica a las familias monoparentales

el corte ingles

El Gobierno está preparando ya el libro blanco para la elaboración de la próxima Ley de diversidad familiar que incluirá una protección específica a las familias monoparentales, según ha indicado la directora general de Diversidad Familiar y Servicios Sociales, dependiente de la Vicepresidencia de Derechos Sociales, Patricia Bezunartea.

“El hito legislativo que tenemos en agenda es la próxima ley de diversidad familiar, que incluirá la regulación específica para la protección de familias monoparentales a nivel estatal para dotarla de mayor seguridad jurídica”, ha declarado Bezunartea, este viernes 12 de marzo en una Jornada sobre familias monoparentales organizada por el Instituto de las Mujeres.

La directora general de Diversidad Familiar y Servicios Sociales ha indicado que “la cobertura y protección a las familias está desfasada” y ha apuntado que una política familiar moderna necesita “un enfoque más amplio adaptado a la diversidad de las estructuras familiares, e inclusivo, que abarque la complejidad de factores que afectan a la decisión de tener más o menos hijos”.

Los dos objetivos de la ley serán: el reconocimiento jurídico de los distintos tipos de las estructuras familiares y la determinación de todas las prestaciones y servicios a las que las familias tienen derecho según sus características y nivel de ingresos.

Tomando como referencia las leyes autonómicas que ya existen, podrían incluirse: “ayudas sociales, beneficios fiscales, programas de acceso a la vivienda, medidas de conciliación y políticas específicas para colectivos vulnerables como víctimas de violencia, familias en riesgo de exclusión, con niños, con personas dependientes o con discapacidad”.

Los trabajos de preparación de la ley ya han comenzado y para ello, según ha dicho, están contando con la colaboración de todos los ministerios con competencias en apoyo a la familia, de expertos nacionales e internacionales y de las entidades representativas de familias. Entre los trabajos previos, se incluye la elaboración de un libro blanco, para lo cual están colaborando con la Comisión Europea.

EL ESTIGMA SOBRE LAS MADRES SOLTERAS

Durante el acto, en el que se ha puesto el foco en el recorrido histórico, ha intervenido la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, quien ha asegurado que el Gobierno tiene “una deuda” con las madres solteras que han sido “estigmatizadas” desde la época del “franquismo”.

“No podemos olvidar lo que hizo el franquismo con amparo de los poderes religiosos, obligar a mujeres a dar a sus niños en adopción o robándoselos. Ese robo de bebés comienza como una forma de represión a las mujeres libres republicanas”, ha denunciado.

Noelia Vera ha recordado las “humillaciones y violencia” que han sufrido las mujeres que se han salido de ese “camino angelical” de la “mujer y familia tradicional”.

En este sentido, ha destacado el compromiso del Gobierno con la ley de diversidad familiar que dé cuenta de que “no hay un único modelo de familia” sino que “todos los tipos de familia tienen que tener igualdad de derechos”, aunque ha advertido de los “estigmas que aún perviven hoy” y del “rechazo conservador” de algunos.

INTENTOS DE BORRAR EL FEMINISMO

Por su parte, la directora del Instituto de las Mujeres, Beatriz Gimeno, ha llamado la atención sobre la importancia de estudios como el que se ha presentado este viernes, para frenar “los intentos de borrar el feminismo”, de “borrar las caras de las mujeres referentes en los murales”. También ha reivindicado la necesidad de que todos los estudios ofrezcan datos desagregados por sexo.

En cuanto a las familias monoparentales, ha puntualizado que su número se incrementa “año tras año” hasta alcanzar los casi 2 millones de hogares, según el INE, y ha destacado que el 81% de ellos está encabezado por una mujer.

En concreto, ha puesto de relieve las necesidades específicas de estas familias que se encuentran con “problemas de conciliación, precariedad, salarios bajos”, un “cóctel explosivo” que conduce a estos hogares a situaciones de pobreza, incluso en los casos en los que la madre tiene una formación superior. “No hace que se libren de la pobreza porque tienen contratos a tiempo parcial, tres veces más que los hombres”, ha afirmado Gimeno.

FAMILIAS EN SITUACIÓN IRREGULAR

Esta brecha de género, según se ha puesto de manifiesto durante la Jornada, se ha hecho “más visible” durante la pandemia de la Covid-19. Además, se ha advertido de que sin un reconocimiento legal se deja a estas familias en “situación irregular”.

Según han puesto de manifiesto las autoras del estudio, Paloma De Uribe y Violeta Assiego, durante la pandemia, las familias monoparentales se han encontrado en un “limbo” administrativo en relación con las medidas urgentes y excepcionales.

“Cuando no se hace un reconocimiento legal a estas familias, se les está negando un estatus de ciudadanía, se le está diciendo que son familias en situación irregular mientras no tengan ese reconocimiento legal”, ha denunciado Violeta Assiego.