jueves, 22 abril 2021 16:58

La Policía Nacional libera a una mujer que era obligada a prostituirse

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una mujer víctima de trata de seres humanos y ha detenido en Zaragoza a G.A.S.G. y M.J.S.G., de 23 y 33 años respectivamente, como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos para la explotación sexual.

El arresto ha tenido lugar este lunes, 8 de marzo. La investigación se inició a raíz de una denuncia en el Servicio de Atención a las Víctimas de Trata, a través de un correo electrónico recibido en ‘[email protected]ía.es’, en el que un ciudadano aportaba datos sobre una mujer que podría dedicarse a la trata de seres humanos para su explotación sexual.

De inmediato, la Brigada de Extranjería estableció un dispositivo para comprobar la veracidad de la información aportada y no tardó en dar con la víctima de la referida explotación, que en el momento de ser localizada manifestó a los agentes que se encontraba obligada a prostituirse en contra de su voluntad, amenazada y coaccionada, ha señalado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.

Asimismo, hizo saber que esa situación se venía produciendo desde finales de 2019 y que, en el momento de su captación, los explotadores le habían retirado el pasaporte y le amenazaron con represalias hacia su familia en el país de origen si esta no aceptaba las condiciones impuestas.

Tras la liberación de la víctima, los investigadores se centraron en la búsqueda y detención de los responsables de dicho delito, dando como resultado el arresto de un varón y una mujer de la misma nacionalidad que la explotada.

REGISTRO

A través del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia se solicitó la entrada y registro en el domicilio en el que se explotaba. Allí se localizó abundante documentación relativa al control de los servicios sexuales que allí se prestaban, tales como precios, tarifas y horarios de las víctimas, que llegaban a trabajar hasta jornadas de 24 horas.

De igual modo, durante el registro se hallaron sustancias estupefacientes, las cuales eran utilizadas tanto para el consumo de las víctimas como para el suministro de los clientes.

A los agentes actuantes les llamó la atención un altar encontrado en el piso y del que se supo, según la mujer liberada, que era utilizado para amenazar a las chicas mediante rituales religiosos y sacrificio de animales.

Los presuntos proxenetas han quedado en libertad tras prestar declaraciones en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia este miércoles, 9 de marzo.