viernes, 23 abril 2021 05:03

Iglesias admite que le “duele” dejar el Gobierno pero lo útil es ir a Madrid

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha reconocido que le “duele” dejar su cargo en el Gobierno, dado que le hubiera gustado estar “más tiempo” al entender que le quedaban cosas por hacer, si bien ha defendido que en Unidas Podemos decidieron de manera colectiva que ahora “suma más” la ministra Yolanda Díaz al frente de Unidas Podemos a nivel estatal mientras él da el paso a la política madrileña.

También ha subrayado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha tomado “bien” la decisión de abandonar la vicepresidencia para ser candidato a las elecciones en la Comunidad de Madrid. En este sentido, ha revelado que ambos mantendrán una conversación “larga”, aunque los dos tienen claro que “hay que ganar” la Comunidad de Madrid.

Además, ha aclarado que su idea de dejar la Vicepresidencia de Derechos Sociales se explica en su voluntad de sacar adelante aprobar la Ley de Vivienda y desbloquear la regulación del precio del alquiler, un asunto que está siendo “duro” y en el que mantienen “diferencias” con el PSOE. “Firmamos regular los alquileres y el PSOE lo está poniendo difícil y quiero que ese compromiso de gobierno salga adelante”, ha desgranado en declaraciones a La Sexta.

Por otro lado, ha reivindicado su intención de trasladar a Madrid el Gobierno de coalición que existe a nivel estatal y que, para ello, deben repartirse la tarea. Concretamente, ha explicado que el candidato socialista, Ángel Gabilondo, debe apelar al votante moderado de PP y Cs, “pero no quiere a (Isabel Díaz Ayuso) ni a Vox”, mientras que en su caso tiene que apelar a la movilización del votante de izquierdas.

En cuanto a los motivos que le han llevado a ser candidato ante el adelanto electoral de Madrid y cesar próximamente como vicepresidente, Iglesias ha enfatizado que en “política uno tiene que estar donde es más útil” aunque sea “difícil” y, en su caso, eso pasa por dar el salto a la política madrileña.

“Hay gente que piensa si eres vicepresidente no te puedes presentar a una comunidad autónoma”, ha apuntado Iglesias para luego usar un símil futbolístico que explica su determinación de “ganar” la Comunidad de Madrid para la mayoría progresista: “a veces toca marcar goles y otras defender”.

Su sorpresiva decisión, a su juicio, ha llevado a lo que hace unos días parecía “imposible”, el ganar la Comunidad y desbancar de la Presidencia regional a Ayuso, ahora “pase a ser una realidad” y ha destacado que partió de una reflexión colectiva entre distintos dirigentes de Unidas Podemos.

Preguntado sobre si el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, se le ofreció ser candidato en Madrid y lo rechazó, Iglesias ha apuntado que se vieron diferentes opciones y aclara que “nadie a nivel individual” dio una respuesta sino que fue una deliberación colectiva, tanto en el plano estatal como autonómico.

Sobre todo a raíz de que la portavoz de Unidas Podemos, Isa Serra, le comentara sus temores de que fuera inhabilitada si el Tribunal Supremo rechazaba su recurso ante la condena del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, al entender que participó en unos altercados en el barrio madrileño de Lavapiés en 2014.

Por tanto, ha reivindicado que este paso “ha sido un revulsivo de ilusión” ante las perspectivas electores de la izquierda en Madrid, dado que “no podían quedarse dormido y contribuir a la tragedia” de dar el gobierno de Madrid a Ayuso y los “ultras” de Vox, que a su juicio reivindican los gobiernos de la dictadura franquista.

En el plano estatal, Iglesias ha asegurado que Unidas Podemos queda perfectamente representado con Díaz, la futura ministra de Derechos Sociales Ione Belarra y el resto de ministros de Unidas Podemos. Para la titular de Trabajo ha tenido elogios, al decir que ha sido la mejor titular del Ministerio de la “historia” y podría ser la primera presidenta del Gobierno en el futuro.

Por tanto, esta reorganización de las carteras de Unidas Podemos ante su candidatura en Madrid no entraña problemas, dado que la continuidad de la coalición con el PSOE está garantizada, como revela las medidas desplegadas hasta el momento y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.