lunes, 19 abril 2021 14:07

Sánchez y Macron se citan este lunes para una cumbre de marcado carácter simbólico

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el mandatario francés, Emmanuel Macron, mantendrán este lunes su primera cumbre bilateral en un contexto marcado por la pandemia y con un fuerte carácter simbólico por el marco elegido para su celebración, la localidad de Montauban, donde está enterrado Manuel Azaña.

Esta localidad de la región de Occitania (sur) ha sido el escenario elegido por ambos para la XXVI cumbre hispanofrancesa, la primera entre ambos países desde la celebrada en Málaga 2017 y que reunió entonces a Mariano Rajoy y François Hollande.

No obstante, Sánchez y Macron han mantenido otros encuentros previos en distintos marcos, el último de ellos el pasado diciembre cuando el presidente del Gobierno viajó a París con motivo del 60 aniversario de la OCDE y luego tuvo que guardar cuarentena después de que el mandatario galo diera positivo por COVID-19.

En Moncloa resaltan el hecho de que se celebre la cumbre, en la que solo estarán de manera presencial los dos presidentes mientras los ministros participarán por vía telemática, ya que Francia no ha celebrado encuentros de este tipo en las últimas semanas por la situación sanitaria.

De hecho, la COVID-19 y la respuesta frente a ella será uno de los platos fuertes de la agenda. Pese a la gran sintonía que han venido mostrando Sánchez y Macron en muchos temas europeos, el presidente francés es de los más reticentes en lo que se refiere a la creación de un ‘pasaporte’ de vacunación en el seno de la UE para facilitar la movilidad.

Esta es, sin embargo, una de las grandes apuestas del Gobierno español para recuperar el turismo de cara al verano, de ahí el que además de ser uno de los países que más está empujando en este sentido dentro de la UE también está promoviendo una iniciativa que va en la misma línea en la OCDE. Así, pues, según las fuentes, Sánchez defenderá su postura ante Macron.

En la agenda del encuentro también estará muy presente la recuperación económica tras la pandemia y en este apartado, según fuentes gubernamentales, Sánchez incidirá en la importancia de las interconexiones eléctricas y ferroviarias, muy relacionadas con la lucha contra el cambio climático y con la transición verde por la que se apuesta desde el Gobierno.

Los dos mandatarios también tendrán ocasión de abordar otros asuntos de ámbito europeo y bilateral, como la necesidad de avanzar en el pacto europeo de migración y asilo o en la importancia de que haya un correcto funcionamiento del espacio Schengen, han precisado las fuentes.

AMPLIA PARTICIPACIÓN DE MINISTROS, AUNQUE TELEMÁTICA

El formato de la cumbre prevé un encuentro entre Sánchez y Macron seguido de un almuerzo de trabajo, que se celebrará en la sede de la prefectura de Tarn-et-Garonne, el departamento del que es capital Montauban. A continuación, tendrá lugar la sesión plenaria, en la que participarán las delegaciones de ambos Gobiernos.

En la cumbre, según Moncloa, se prevé la participación de las tres vicepresidentas, aunque finalmente el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, no estará presente, como así figura en la agenda del Gobierno para este lunes.

Asimismo, al encuentro acudirán los ministros de Exteriores, Interior, Defensa, Justicia, Transportes, Trabajo, Educación, Industria, Agricultura, Deporte y el de Universidades. Todos ellos mantendrán encuentros bilaterales previos con sus contrapartes franceses.

Tras la rueda de prensa de rigor de los dos presidentes, ambos tienen previsto trasladarse al cementerio de Montauban, donde está enterrado Azaña, para depositar una corona de flores.

Según han explicado fuentes gubernamentales, la elección de Montauban para albergar la cumbre se ha hecho con vistas a rendir homenaje no solo a Azaña, de cuya muerte se cumplieron 80 años en 2020, sino también a los republicanos españoles que se exiliaron en el país vecino, muchos de los cuales lucharon luego contra el nazismo y murieron en campos de concentración.

Además, uno de los principales puntos de la cita será la firma de un convenio de doble nacionalidad entre los dos países, algo “excepcional” según Moncloa, ya que este tipo de acuerdos solo los hay con contados países y hasta ahora no había ninguno europeo.

También este paso tiene que ver con el reconocimiento a aquellos españoles que se exiliaron en Francia y a las generaciones que les siguieron, algunos de cuyos miembros desempeñan actualmente papeles destacados en la vida política y social del país vecino, han resaltado las fuentes.

Por último, según ha informado el Elíseo, está previsto que Sánchez y Macron también hagan un homenaje a las víctimas del atentado registrado el 15 de marzo de 2012 en esta localidad francesa. Aquí, Mohamed Merah, un francés de origen argelino, mató a dos soldados, pero en los días previos y posteriores el terrorista se cobró la vida de otras cinco personas antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad en Toulousse.

La cooperación antiterrorista entre España y Francia es muy estrecha y también estará en el menú de esta cumbre, aunque con el foco puesto en el Sahel, región por la que ambos países sienten una especial preocupación y en la que están particularmente comprometidos ante el auge del terrorismo yihadista.

Así, Francia tiene desplegada en el Sahel su operación ‘Barkhane’, con más de 5.000 efectivos y centrada en la lucha antiterrorista, mientras que España es el país con el mayor contingente en la misión EUTM Malí para entrenar a las fuerzas malienses. Además, España ofrece apoyo logístico tanto a ‘Barkhane’ como a la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA).

Por otra parte, coincidiendo con la cumbre hispano-francesa, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tiene prevista una reunión telemática con el presidente de la Asamblea Nacional francesa, Richard Ferrand, con vistas a reforzar las relaciones parlamentarias e impulsar la colaboración institucional.