lunes, 19 abril 2021 15:33

Aragonès confía en lograr un “buen acuerdo” para formar Gobierno en Cataluña lo antes posible

El vicepresidente de la Generalitat en funciones y candidato de ERC a la Presidencia, Pere Aragonès, ha confiado este miércoles en que las negociaciones para formar el nuevo Govern fructifiquen en un “buen acuerdo y sea cuanto antes”.

En rueda de prensa al anunciar la construcción de dos nuevas prisiones en la Zona Franca de Barcelona, ha expresado su confianza en los equipos negociadores y ha rechazado desvelar detalles sobre el contenido de las reuniones y sobre el calendario de su eventual investidura.

“Estoy convencido de que llegaremos a un buen acuerdo y, precisamente porque confío y por respeto a los equipos negociadores, no voy a entrar en detalles sobre el calendario porque lo importante es que haya un buen acuerdo y sea cuanto antes”, ha afirmado.

Después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya dicho que espera poder reactivar la Comisión Bilateral entre el Ejecutivo central y Generalitat cuando haya un nuevo Govern en Catalunya, Aragonès ha recordado que la mesa de negociación sobre el conflicto catalán ya era bilateral porque se sentaban ambos gobiernos.

“Reuniones bilaterales las ha habido y las habrá para tratar muchos temas. La mesa de negociación entre Cataluña y el Estado es de carácter bilateral. También lo son otros instrumentos por cuestiones en ámbito social, económico y ambiental en los que nos tendremos que poner de acuerdo”, ha dicho para diferenciar la mesa de diálogo sobre el conflicto de la Comisión Bilateral sobre cuestiones competenciales entre ambos gobiernos.

Asimismo, ha apostado por que la legislatura en Cataluña comience “cuanto antes mejor” para reactivar el diálogo con el Gobierno y abordar tanto la solución al conflicto, como cuestiones relacionadas con las competencias de la Generalitat en temas sociales y económicos.

Ha avisado de que el independentismo no renunciará a sus demandas de derecho a la autodeterminación y amnistía, y ha defendido que el diálogo con el Estado también debe servir para “abordar decisiones que son decisión propia del Parlament en muchos ámbitos”.