viernes, 16 abril 2021 09:40

Delegación Gobierno niega que el acto de Abascal en Sevilla tuviera permiso

La Delegación del Gobierno de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla han negado que el acto llevado a cabo por el presidente de Vox, Santiago Abascal, en la sevillana Plaza Nueva, contara con permiso alguno para su celebración, en la que además ha tenido que intervenir la Policía Nacional y la Policía Local para crear un cordón y evitar que se incumplieran las medidas sanitarias impuestas ante la propagación de la pandemia del coronavirus al congregarse alrededor de 200 personas.

En este sentido, fuentes de la Delegación del Gobierno indican que Vox no ha pedido la tramitación de la solicitud para permitir este acto por derecho de reunión, algo que está “muy reglado” y que cuenta con uno plazo mínimo de diez días para su presentación en la Subdelegación del Gobierno antes de la celebración. Esos diez días mínimos serían además necesarios para recabar el informe favorable o las recomendaciones pertinentes ante la pandemia de la autoridad sanitaria, la Junta de Andalucía.

De este modo, la formación, que sí habría recurrido a la presentación de este tipo de solicitudes para otros actos, habría recurrido en esta ocasión, según las mismas fuentes, a presentar un escrito “fuera de plazo y del mecanismo formal de este procedimiento” ante la Subdelegación donde se indica que se iba a celebrar una rueda de prensa, en la que podría haber afluencia de personas.

En la misma línea, desde el Ayuntamiento hispalense se ha indicado que Vox tampoco habría cumplido con los plazos ni el modo de tramitación habitual para este tipo de actos con esta administración. Así, explica que el partido ha presentado este martes, sobre las 12,30 horas, un escrito ante la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) para solicitar la ocupación de la Plaza Nueva, con su delimitación para el acto y la previsión de instalación de una tarima, para una rueda de prensa con unas 300 personas y una treintena de voluntarios.

Unas dos horas después, Urbanismo le advertía de la imposibilidad de conceder en 24 horas un permiso para un acto de estas características, al no constar tampoco el permiso de la Subdelegación y de la autoridad sanitaria, la Junta de Andalucía.

Sin embargo, teniendo en cuenta el “precedente” de actos similares de este partido en otras ciudades, el Ayuntamiento ha decidido plantear un dispositivo preventivo con la Policía Local, que ha contado con el apoyo de la Policía Nacional.

ABASCAL CARGA CONTRA SÁNCHEZ

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de haber dado “órdenes ilegales al Cuerpo Nacional de Policía” para montar un dispositivo de cara a la convocatoria a los medios de comunicación que ha desarrollado en la Plaza Nueva de Sevilla que ha provocado “aglomeraciones en calles estrechas, daños a comerciantes, y, además, ha impedido la libertad de circulación de los sevillanos en su propia ciudad”, según ha denunciado.

Así lo ha señalado el líder nacional de Vox en dicha convocatoria para la prensa y rodeado de unos 200 simpatizantes del partido en la Plaza Nueva de Sevilla, en pleno centro de la capital andaluza, que la Policía Nacional ha acordonado previamente.

El líder de Vox ha defendido que su partido había convocado a los medios de comunicación “al aire libre porque nos parece que es mucho más seguro hacerlo así que encerrados en una sala de hotel junto con 30-40 periodistas”, pero se ha encontrado “con que (el presidente del Gobierno, Pedro) Sánchez, y (el ministro del Interior, Fernando Grande) Marlaska, “han dado órdenes ilegales al Cuerpo Nacional de Policía, provocando aglomeraciones en calles estrechas, daños a comerciantes, y, además, han impedido la libertad de circulación de los sevillanos en su propia ciudad”, según ha denunciado.

En esa línea, ha criticado que “el dispositivo policial” dispuesto para su convocatoria a los medios no lo había habido “en las calles de Madrid y Barcelona cuando eran incendiadas recientemente por los socios del Gobierno” de Pedro Sánchez, y ha considerado que “lo que hoy ha pasado en Sevilla no es más que una muestra de la actitud arbitraria, criminal y de ataque a los derechos y libertades de los españoles que este Gobierno ha desarrollado y desplegado durante toda esta epidemia” bajo un estado de alarma que Vox considera “que es ilegal y que se ha utilizado para restringir nuestros derechos y libertades”.

“Lo que hoy ha ocurrido aquí es un perfecto ejemplo de hasta dónde se atreve a llegar el Gobierno”, ha añadido Santiago Abascal entre aplausos y palabras de apoyo de sus simpatizantes, y antes de concluir que en la Plaza Nueva de Sevilla ha habido este miércoles “más dispositivo policial que el que vimos en algunos casos para protegernos en Cataluña y en otras tierras donde fuimos atacados y hostigados”.