miércoles, 14 abril 2021 12:45

Koldo no defrauda: también fue sancionado por cobrar el paro cuando no debía

El ascenso de Koldo García Izaguirre ha sido más que notable de la mano del ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Su fama le precede, ya que protagonizó algún que otro acto violento por el que fue condenado por lesiones a dos años de prisión (y después indultado), pero lo cierto es que no dejan de aparecer nuevos capítulos en las aventuras de Koldo que comprometen el historial de quien es ahora consejero de Renfe por la gracia de Ábalos. Ahora es asesor del ministro y secretario de Organización del PSOE. Y lo curioso es que a todo su historial penal hay que añadir una sanción por parte del Ministerio de Trabajo por percepción indebida de prestaciones. En este caso, la sanción que se le aplicó en 2001 al hombre que tiene la máxima confianza de Ábalos fue de 3.254 euros por percibir una prestación por desempleo de forma indebida.

Se trata de otra sanción más que pesa sobre quien ahora es consejero de Renfe sin tener preparación alguna para el cargo que ostenta. Esta multa fue interpuesta en 2001 por la Dirección Provincial de Navarra del Ministerio de Trabajo, Seguridad Social y Asuntos Sociales. El motivo: “extinción por sanción impuesta por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social”. El importe total de la sanción es de 3.254 euros tras iniciarse un “expediente administrativo para el reintegro de prestaciones por desempleo indebidamente percibidas“. Algo que se añade a las condenas de Koldo por lesiones que le han llevado a condenas penales que contemplaban prisión. En resumen, el historial del protegido de Ábalos serviría para que un estudiante de Derecho repasara sus cuatro años de carrera.

En los años 90, Koldo empezó un historial penal que no le impediría convertirse en guardia de seguridad privada y, sobretodo, hacerse íntimo amigo del ministro de Transportes, José Luis Ábalos. El consejero de Renfe fue “condenado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona, en sentencia de fecha 6 de abril de 1995, como autor de un delito de lesiones, a la pena de dos años cuatro meses y un día de prisión menor, con las accesorias de suspensión de todo cargo público y derecho de sufragio durante el tiempo de la condena, por hechos cometidos en el año 1991″. Sin embargo, la ministra de Justicia de entonces (del Partido Popular) Margarita Mariscal le indultó en 1996.

A pesar del historial de Koldo, Ábalos no vio problema en convertirle primero en su escolta durante el periodo en el que el PSOE estaba en la oposición y después en consejero de Renfe, una vez tuvo poder para designarle un puesto a dedo. Aún así, su cargo al frente de la operadora ferroviaria de España no le ha impedido al vigilante seguir protagonizando episodios polémicos junto a su ministro. Uno de los más recientes es que publicó el diario ABC, donde el consejero acompañó a Ábalos en uno de sus viajes institucionales a las Islas Canarias para ver la situación en la que se encontraban los inmigrantes que habían llegado de África. Durante el viaje, la estancia del ministro en uno de los hoteles más lujosos de Las Palmas la pagó Koldo en efectivo (y billetes de 500 euros, según detalla la información); la habitación del ministro y las de todos los cargos que le acompañaban. En este caso se pagó en cash, pero no hay datos de que la sanción del Ministerio de Trabajo la abonara igual.

Pero volviendo al polémico pasado de Koldo, las quejas no solo se centran en ese acto violento del que fue indultado en 1996. Algunas de las víctimas han relatado su encuentro con el consejero de Renfe y no fue precisamente amable. Una de ellas detalló al diario El Confidencial la paliza que recibió a manos de varias personas entre las que se encontraba Koldo García Izaguirre. “Koldo me dio el último golpe. Sonó mal y se fue”, comentaba esta víctima de la agresión. “Me reventó la cabeza. Sonó tan mal que pensaron que me habían matado. Se asustaron y se fueron”, insistía. Hay que recordar que Koldo tiene al menos dos condenas por peleas. El indulto en la etapa de José María Aznar corresponde solo a una de ellas.

Koldo García Izaguirre también ha protagonizado episodios polémicos como el Delcygate, por el cual Delcy Rodríguez, la número dos del presidente de Venezuela pisó suelo español en Barajas. En todo este embrollo que acabó con un alto cargo del ministro fuera del equipo de Ábalos, Koldo tuvo un papel. En cualquier caso, sea pagando la estancia durante un fin de semana del ministro en un lujoso hotel de Las Palmas o porque tiene que arrimar el hombro en un momento complicado, el consejero de Renfe siempre ha estado ahí, al pie del cañón.