miércoles, 21 abril 2021 02:52

La pandemia, máxima responsable en la caída de ventas de coches nuevos

Hace ya más de un año que llegó de golpe a nuestras vidas la COVID-19 afectando a 
todos los mercados, no solo de nuestro de país sino de forma global. El sector de la 
automoción se ha visto seriamente perjudicado y, desde entonces, ha registrado 
cifras negativas en cuanto a ventas de coches (bastante lógico) de las que parece que 
va a costar recuperarse, sobre todo porque está cambiando el concepto de la 
movilidad y los hábitos de compra en el mercado. 
 
Las ventas de automóviles llevan mostrando altibajos desde hace unos años sin que 
den muestra de estabilizarse, pero con la llegada del coronavirus todo se ha 
descontrolado y nos deja un futuro aún más incierto. A continuación repasamos un 
poco el comportamiento del mercado en los últimos cuatro años. 
 
En 2017 se anunciaba una recuperación en las ventas de coches con más de un 8,5% 
con respecto al año anterior, lo que situaba la cifra en más de 1.460.000 coches nuevos 
vendidos entre vehículos de pasajeros y comerciales. 2018 siguió con la tónica de 
crecimiento y se superó el millón y medio de ventas con un incremento del 6,7% 
respecto a 2017. En cambio, el año 2019 ya no fue tan positivo, y las ventas de coches 
dejaron de crecer para mostrar casi un 4% menos que el año anterior con un total de 
1.500.000 unidades.  
 
Empezaba a haber cierta preocupación en el mercado por este retroceso en las ventas, 
pero llegó la COVID-19, y aunque las cifras en los meses de enero y febrero de 2020 
mostraron una leve caída frente a los mismos meses de 2019parecía que se 
mantendría una cierta estabilidadpero los tres meses siguientes de confinamiento por 
la pandemia fueron un duro golpe para el mercado y las ventas de coches cayeron en 
picado dejando una cifra que no llegaba a las 100.000 unidades vendidas entre los 
meses de marzo, abril y mayo. 
 
El buen tiempo y la relajación en las medidas de confinamiento volvieron a dar vida al 
mercado del automóvil y las ventas se fueron recuperando en junio y julio llegando a 
superar las 240.000 unidades entre estos dos meses, eso sí, para luego volver a caer de 
agosto a noviembre sin llegar a las 100.000 ventas en ningún mes de este periodo, 
aunque como ha ocurrido en las ventas de otros sectores de la automoción, diciembre 
de 2020 mostró una buena recuperación y cerró este fatídico año con más de 120.000 
unidades vendidas, pero se quedó un balance anual negativo de un 31,4% menos y, 
claro, toda la culpa fue para el coronavirus. 
 
El nuevo año 2021 no ha arrancado prometedor en nuestro país en cuanto a ventas de 
coches nuevos, y en enero a penas se superaron las 53.000 unidades vendidas, 
mientras que febrero recuperó un poco y alcanzó las 73.000 ventas. Pero claro, 
seguimos con pandemia y confinamientos que no facilitan la compra del coche porque 
apenas se puede viajar. 
Estamos en marzo, y seguimos inmersos en una situación sanitaria que, poco a poco, 
parece que va remitiendo pero que sigue afectando seriamente a las ventas de 
vehículos sin trazas de que haya una recuperación importante, aunque si las ventas 
siguen mostrando cifras en crecimiento cada mes, es posible que se pueda cerrar 2021 
con una satisfacción generalizada del sector, siempre con el permiso de la COVID-19, 
claro está.