miércoles, 14 abril 2021 13:28

Interior acerca a otros cinco presos de ETA, entre ellos varios con delitos de sangre

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha ordenado este viernes el traslado de otros cinco presos de ETA, entre ellos varios con delitos de sangre como Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi, una pareja de etarras que integró el aparato militar de la banda terrorista.

Ambos tienen condena acumulada de 30 años y pasarán de la cárcel de Granada a la de Logroño tras ser progresados a segundo grado. Olarra Guridi cumplirá las tres cuartas partes de la pena en enero de 2029 y, según Prisiones, “acepta la legalidad penitenciaria, rechaza el uso de la violencia y manifiesta su deseo de reparar el daño causado a las víctimas de sus acciones”.

De Múgica Goñi, la institución dependiente del Ministerio del Interior informa que cumplirá las tres cuartas partes en enero de 2030 y también acepta la legalidad penitenciaria. “Ha presentado escrito en el que rechaza el uso de la violencia y se responsabiliza del daño causado a las víctimas de sus delitos”, indica.

A la cárcel de Logroño irá también Arkaitz Goikoetxea Basabe, actualmente en Alicante II. Cumple condena acumulada de 40 años por los delitos de asesinatos, atentados, estragos, robo con violencia, tenencia de explosivos, detenciones ilegales, daños y falsedad documental. Para las tres cuartas partes tiene que esperar a enero de 2036.

“Ha presentado escrito de desvinculación en el que lamenta el daño causado, asume su responsabilidad y manifiesta su voluntad de repararlo”, dice de él la Secretaría General, que ha dispuesto su progresión a segundo grado a propuesta de la Junta de Tratamiento.

Entre los terroristas que cambiarán de cárcel está Miguel Santiago Izpura García, que cumplió las tres cuartas en abril de 2019 de una condena acumulada de 30 años. Dejará Murcia para ir a la prisión de Zuera (Zaragoza).

El quinto preso de ETA trasladado de prisión es Ignacio Crispín Garcés Beitia, en su caso para ir directamente a País Vasco, al pasar de Zuera a Basauri (Bilbao). Cumple condena acumulada de 26 años por los delitos de atentado, depósito de armas, amenazas, pertenencia a banda armada y tenencia ilícita de armas.

Cumplió las tres cuartas partes de la condena en septiembre de 2017 y, según Prisiones, “rechaza la violencia y se compromete a hacer frente a la responsabilidad civil”. La Junta de Tratamiento ha decidido mantenerlo en segundo grado.

Además, la Secretaría General ha decidido el cambio de destino del interno preventivo Gorka Palacios Alday, que pasará del centro penitenciario Murcia II a Madrid VII, en Estremera. Este etarra ha sido citado recientemente en la Audiencia Nacional, que juzga al que fuera jefe militar de la banda terrorista por su integración en el ‘comando Larrano’, hechos por los que la Fiscalía pide 27 años de cárcel.