lunes, 19 abril 2021 00:54

Metodologías de gestión de proyectos ágiles Scrum o Agile

Las metodologías de gestión proyectos ágiles cada vez tienen una mayor importancia en la gestión empresarial, siendo claves para poder llevar a cabo cualquier tipo de proyecto de un modo más rápido, económico y eficaz, que aumentarán la productividad y permitirán ahorrar costes.

Cada vez más importantes y con una mayor demanda, en la web de Mundo Cursos cuentan con los mejores cursos online de gestión de proyectos, que serán de gran ayuda para obtener los conocimientos y las aptitudes necesarias para gestionar proyectos del modo más eficaz y, en definitiva, mejorar la gestión de tu negocio.

Además, en esta web comparan y analizan en profundidad los diferentes cursos de gestión de proyectos, con el objetivo de que puedas conocer las características y detalles de cada uno, y así escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades y vaya a poder ofrecerte los mejores resultados.

Y entre los diferentes tipos de curos de gestión de proyectos, los curos de PMP (Project Management Professional) son protagonistas, destacando como unos de los más útiles en el sector empresarial. Si estás interesado, haz click aquí y descubre los cursos online de PMP disponibles en Mundo Cursos.

¿Qué son las metodologías de gestión de proyectos ágiles Scrum y Agile?

Metodología ágil Scrum

Las metodologías ágiles Scrum consisten en un método cuyo principal objetivo es resolver problemas complicados de forma rápida, sencilla y eficaz, en cual está basado en diferentes procesos empíricos de control.

En las metodologías Scrum las decisiones se toman a partir de la información existente, así como de la propia experiencia que tengan los profesionales.

Asimismo, destacar que el Scrum puede tener dos enfoques diferentes:

· Iterativo: en cada proceso se realizar una nueva versión del producto, con el objetivo de mejorar las prestaciones que ofrecía la versión anterior. El objetivo es analizar el producto o servicio anterior, con el objetivo de detectar posibles debilidades y puntos de mejora, y tratar de mejorar sus propiedades para aumentar su rendimiento.

· Incremental: cuando se aplica el enfoque incremental, se van añadiendo nuevas características a los productos poco a poco, de manera progresiva.

Por otro lado, respecto a los diferentes elementos que conforman esta metodología de gestión de proyectos ágiles Scrum, hay que diferenciar entre los tiempos asignados, la definición del hecho, el ciclo de Scrum, los productos, así como los distintos tipos de reuniones que se lleven a cabo. Todo ello teniendo siempre en cuenta los pilares básicos y los valores fundamentales.

Conocida como la metodología del caos, en definitiva, la metodología Scrum divide el ciclo de desarrollo de un producto en pequeños proyectos, lo que permite avanzar de una forma más rápida y eficaz, mediante entregas regulares.

Metodología ágil Agile

También está la metodología de gestión de proyectos ágil Agile, que es una metodología pensada para definir los objetivos generales de una empresa y, a partir de ahí, clarificar diferentes cuestiones como podría ser el tipo de cliente objetivo, propuestas de valor añadido, formas de venta, etc.

Aunque esto no siempre es así, por lo general, la metodología Agile gira entorno al método “elevator pitch”, que hace referencia a la celebración de pequeñas reuniones entre socios y equipos de trabajo, donde las intervenciones de cada uno de los participantes no pueden superar los 5 minutos, con el objetivo de acelerar el proceso.

¿Por qué estudiar metodologías de gestión de proyectos ágiles Scrum y Agile?

Según los datos obtenidos a través de múltiples estudios, en los últimos años han aumentado enormemente las ofertas de trabajo que requieren de conocimientos sobre metodologías de gestión de proyectos ágiles. Por tanto, realizar un curso sobre estas metodologías potenciará tu currículum y aumentará las posibilidades de acceder a un puesto de trabajo de calidad.

Asimismo, el salario medio de este tipo de puestos está entre los 38.000 y los 42.000 euros, que destacan por tener un nivel de competencia muy bajo. Por tanto, estudiar metodologías de gestión de proyectos ágiles Scrum y Agile te abrirá las puertas para acceder al mercado laboral, pudiendo encontrar un puesto de calidad y bien remunerado.

Por otro lado, a continuación mostramos las ventajas que ofrece la gestión ágil de proyectos:

· Mayor calidad de los productos y servicios: este tipo de metodologías están diseñadas para mejorar la calidad de los productos o servicios, siendo de gran ayuda para alcanzar la excelencia.

· Mayor motivación: mejoran la motivación de los trabajadores, favoreciendo el desarrollo de la capacidad creativa.

· Favorece el trabajo colaborativo: estas metodologías favorecen el trabajo colaborativo, ya que dividen el trabajo por equipos y roles, potenciando la celebración de reuniones.

· Reduce costes: también hay que destacar que estas metodologías ayudan a reducir costes, ya que la gestión ágil mejora los resultados y evita riesgos, eliminando prácticamente la posibilidad de fracaso absoluto en el proyecto, ya que los errores se identifican a medida que se va desarrollando el proyecto.