miércoles, 14 abril 2021 15:45

Detenidas seis personas por estafar 150.000 euros con tarjetas bancarias

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a seis personas, en entre 23 y 40 años, acusadas de haber estafado 150.000 euros utilizando tarjetas de debito y de crédito de diferentes países obtenidas mediante phising, según ha informado la Jefatura.

Asimismo, se han intervenido dos permisos de residencia falsos, un carnet de conducir falso, una carta de identidad falsa, 15 teléfonos móviles, dos ordenadores, 283 tarjetas de compra de moneda virtual por valor de 58.000 euros, tickets de compra y justificantes de envió de dinero.

Las investigaciones se iniciaron a finales del 2020 al tener conocimiento los policías a través de un importante establecimiento comercial con delegaciones en Valencia y en Madrid, de que varias personas estaban comprando diversos productos y moneda virtual con, al parecer, tarjetas fraudulentas.

En el transcurso de la investigación los policías identificaron a seis personas que estaban comprando productos de telefonía de alta gama y moneda virtual utilizando tarjetas tanto de crédito como de débito de distintos países como Estados Unidos, Inglaterra y Dinamarca, al parecer obtenidas de manera fraudulenta. Posteriormente vendían estos productos en el mercado negro a través de internet.

MÉTODOS EMPLEADOS

Para obtener los datos de las tarjetas que utilizaban para las compras, suplantaban correos electrónicos de empresas reales, haciendo creer a los destinatarios que procedían de las webs oficiales.

Uno de los métodos empleados, era después de recibir un correo electrónico de la empresa, se le pedía que abonara la cantidad de 1,99 euros para poder continuar con los tramites de envío de un paquete. Para poder pagar tenía que clicar un enlace, con el cual se abría una plataforma de pago e introducir los datos de su tarjeta visa y código CVV. En otra ocasión, consistía en recibir un correo de un banco para actualizar los datos de la cuenta.

Finalmente fueron detenidos los seis sospechosos como presuntos autores de los delitos de estafa, falsificación documental, blanqueo de capitales y organización criminal.

De los detenidos, tres de ellos con antecedentes policiales, cuatro han pasado a disposición judicial, mientras que el resto han sido puestos en libertad no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.