viernes, 16 abril 2021 13:56

¿Qué esconde Plus Ultra para que el Gobierno la rescate con 150.000 euros por trabajador?

El Ejecutivo anunció esta semana un nuevo rescate del SEPI: la aerolínea Plus Ultra recibirá 53 millones de euros del fondo creado para que las empresas puedan enfrentar la crisis económica derivada de la COVID-19. Air Europa recibió 475 millones en la primera intervención del Estado sobre una empresa a raíz de la crisis generada por el coronavirus. Podría ser un rescate más si no existieran sospechas de la relación entre los accionistas mayoritarios de la compañía y el gobierno de Nicolás Maduro. Y más concretamente con Delcy Rodríguez, que se reunió en Barajas con Ábalos, a la sazón ministro de Transporte. ¿Qué hay detrás de este rescate?

PLUS ULTRA, UNA COMPAÑÍA ESPAÑOLA ¿”ESTRATÉGICA”?

María Jesús Montero, portavoz del Consejo de Ministros y ministra de Hacienda, explicaba ante las preguntas de los medios tras conocerse el alcance del rescate a Plus Ultra, que la compañía es de origen española y que cumple con el requisito de ser estratégica para las relaciones comerciales y turísticas con los destinos con los que opera. Precisamente en este punto es donde más arrecian las críticas y donde se pone la lupa. ¿Es realmente una compañía estratégica?

Plus Ultra comenzó a operar en junio de 2016, después de cinco años de esperar las correspondientes licencias. En los dos años siguientes, abrió y cerró diversas rutas, de modo que afrontó 2019 con sólo Madrid-Lima. En 2020 operaba también a Ecuador y Caracas. Cuenta con 350 trabajadores directos, no exentos de polémicas laborales. En los últimos años, la compañía forzó una rebaja salarial a los pilotos del 60%, y tiene activo un ERTE actualmente.  

Según consta en la Orden publicada en el BOE el pasado 24 de julio sobre cómo funciona el fondo de la SEPI, se explicita como requisito para la concesión “justificar que un cese forzoso de actividad tendría un elevado impacto negativo sobre la actividad económica o el empleo, a nivel nacional o regional“.

Si otras compañías cubren estas mismas rutas que Plus Ultra, se entendería que su desaparición en caso de no conseguir que sea rentable, no generará un problema de conectividad ni aislamiento de esos destinos. A esto se aferran tanto Vox como PP, que están utilizando esta decisión para cargar contra el Gobierno de Coalición y contra uno de los pesos pesados, el ministro Ábalos.

LA AEROLINEA QUE TRAÍA EL MATERIAL SANITARIO DE CHINA

Con la paralización de la actividad económica en todo el mundo, Plus Ultra encontró una vía de mantener sus vuelos, a pesar de que tenía dos aviones en mantenimiento. Y lo hizo siendo una de las aerolíneas que realizó repatriaciones y vuelos con el material sanitario desde China para zonas de Canarias, Valencia y Barcelona en España. En Europa también se hizo con parte del pastel llevando este material sanitario a Grecia y Lituania.

LAS VINCULACIONES CON EL CHAVISMO QUE ENSOMBRECEN EL RESCATE

De ser casi una desconocida a ser el punto de mira de toda la opinión pública. Y todo por las actividades empresariales y supuestas conexiones con Venezuela y el régimen de Nicolás Maduro. A raíz de la noticia del rescate, nombres como Camilo Ibrahim Issa, Rodolfo Reyes Rojas, Raif El Arigie Harbie y Roberto Roselli Mieles, se saben que guardan relación con algunos miembros prominentes de la política venezolana como Delcy Rodríguez, con quien se vio José Luis Ábalos en el aeropuerto de Barajas durante hora y media.

Inicialmente, Plus Ultra Líneas Aéreas S.A. fue fundada en 2011 por Julio Martínez Sola y Fernando González Enfedaque, dos empresarios españoles conocidos por ser los responsables de la quebrada Air Madrid. En 2017, pocos meses después de que se le concediera la licencia para operar como aerolínea desde los aeropuertos de AENA, irrumpe en la empresa la sociedad Snip Aviation, entre cuyos socios principales constan Rodolfo Reyes Rojas, Raif El Arigie Harbie y Roberto Roselli Mieles.

Estos empresarios venezolanos comparten la gestión de otras sociedades, algunas vinculadas con los Papeles de Panamá. Dos de esas sociedades han compartido sede social durante varios años con Plus Ultra (hasta marzo de 2020, que la cambió a Alcobendas). Ibrahim, Reyes Rojas, El Arigie Harbie y Roselli Mieles constan a día de hoy como consejeros de la aerolínea rescatada.

Si bien en España su licencia se tardó en dar cinco largos años, el gobierno de Nicolás Maduro apenas ha tardado tres meses en dar su aprobación para las operaciones de Plus Ultra en Venezuela.

“Es rotundamente falso que tanto Plus Ultra como sus accionistas y directivos tengan relaciones de influencia o interés con ningún gobierno”, señala la compañía en un comunicado a raíz de las informaciones que apuntan a un rescate con sombras.